Category Archives: Balistica

La importancia práctica del peso y forma de la bala

La densidad seccional y el coeficiente balístico

Muchos tiradores, especialmente con arma larga, aprenden con la práctica que la eficacia de sus disparos para la caza de animales o para el tiro al blanco, primordialmente a grandes distancias, depende de la adecuada combinación del tipo y cantidad de pólvora, del tipo de punta empleada, de su forma y de su peso. Estos conocimientos que muchos lo obtienen con la experiencia que da la práctica habitual del tiro con un arma larga (experiencia que, dicen, es la madre de la sabiduría), pueden aplicarse también a las armas de puño, y los factores partícipes en este caso, a los cuales quiero destacar, se conocen en Balística como densidad seccional y coeficiente balístico.

Densidad seccional -DS- (Sectional density -SD-)

Se puede decir que la densidad seccional o densidad de sección (DS), es el resultado de comparar el peso de la bala con el diámetro de la misma (o calibre). Puede calcularse, en la práctica, dividiendo el peso de la bala en grains por el mayor diámetro de sección recta de la bala, en fracciones de pulgadas, elevado al cuadrado:

7000 es la cantidad de grains o granos que se hallan en una libra inglesa de plomo (453,69 gramos). Como el resultado de esta fórmula se expresa en grains/pulgada² con una cifra que lleva un cero seguido de un punto (Ej.: 0.180), en la práctica se puede reemplazar, como hacen los americanos, por una cifra precedida sólo por el punto, sin el cero, como se puede ver en los ejemplos citados más adelante. Según otros autores también se pueden utilizar otras fórmulas, pero para hacerlo sencillo no las mencionaré. Mientras más alto sea el cociente de esta fórmula, mejor será la DS del proyectil y mayor la capacidad de mantener su velocidad en el aire (no a hacerlo más veloz) por tener una masa (o peso) elevada, lo que le ayuda a superar con más facilidad la resistencia del aire, y en consecuencia, aumentará también la capacidad de penetración que tendrá el mismo en los tejidos de un determinado animal. Ello coincide en que mientras más grande y resistente sea el animal, mayor será el peso y diámetro (o calibre) de la bala o punta elegida. O sea que la DS está relacionada principalmente con la capacidad de penetración del proyectil, sin tener aquí importancia la forma de la bala. Según G. Fernández, "la penetración es mayor en los proyectiles de elevada DS; y ellos son, por otra parte, los que pierden menos velocidad en la trayectoria; cuanto más pesada es la bala y menor su diámetro, mayor será la DS, y viceversa, es menor en las cortas y gruesas". En la caza de animales medianos y grandes, especialmente en aquellos de piel muy dura, una DS alta favorece la penetración del proyectil y por lo tanto una mayor profundidad de la herida, aumentando así la probabilidad de alcanzar órganos importantes u otras estructuras anatómicas que contribuirán a una rápida incapacitación o derrumbamiento del animal. En este tipo de caza mayor los disparos generalmente no se hacen a gran distancia, pero cuando ello es necesario, la bala de mayor peso también conservará mayor cantidad de energía que una más liviana (lo que se llama velocidad residual), independientemente del comportamiento que manifieste el proyectil al impactar contra el blanco vivo. Esta parte de la balística es conocida como balística de efectos o balística terminal. Dice G. Fernández: "una DS por encima de 200 grains/pulgada², corresponde al peso ideal para la caza mayor, y sus velocidades no excederán de 3200 pies para cargas de presión comparable". La DS se mantiene igual para todos aquellos proyectiles de un mismo peso y calibre, sin importar la forma del mismo, como ya dijera, lo cual es importante cuando se quieren comparar balas para fusiles que se usarán para la caza de animales o para el tiro deportivo. Por ejemplo, si tenemos dos balas del mismo calibre y longitud pero una es de madera y la otra de acero, la segunda tendrá una DS mayor que la primera por tener un peso mayor (o mejor dicho una masa mayor, ya que en la práctica ambos valores son equivalentes). La bala de madera no solamente perderá velocidad y energía cinética más rápidamente que la de acero, sino que además tendrá una menor capacidad de penetración, o bien será nula según el medio que se considere para que actúe. O sea que la DS tiene, evidentemente, influencia sobre el efecto del proyectil. En las antiguas armas de avancarga, si se quería aumentar la DS de las balas esféricas de plomo, generalmente había que aumentar su diámetro, o sea el calibre. En las balas modernas que poseen un cuerpo de forma cilíndrico, si se quiere aumentar el peso, o sea la DS, sin alterar el calibre, se las hace más alargadas, pero conservando igual el calibre o diámetro.

FOTO 1: cartuchos con diferentes tipos de puntas y DS. De izquierda a derecha: 1) .17 HM2, 2) .17 HMR, 3) .22LR, 4) .22 WMR, 5) .17/23 SMc, 6) 5mm/35 SMc, 7) .22 Hornet, 8) .223 Remington, 9) .223 WSSM, 10) .243 Winchester, 11) .243 Winchester Improved (Ackley), 12) .25-06 Remington, 13) .270 Winchester, 14) .308, 15) .30-06, 16) .45-70, 17) .50-90 Sharps (Tomado de: Wikipedia, the free encyclopedia)

Como la DS influye sobre el peso y la velocidad, tenemos que proyectiles con la DS más alta tienen trayectorias más tendidas o chatas, ya que pierde menos velocidad durante su volido, según una determinada velocidad inicial, siendo ésta menor a mayor DS en balas con igual diseño. Pero una DS elevada también hace que la bala sea menos afectada por la acción desfavorable del viento y por lo tanto que conserve mayor velocidad remanente y energía cinética al momento del impacto. Muchos cazadores que durante años han utilizado en sus prácticas cinegéticas cartuchos de diferentes calibres con puntas de diferentes pesos, pudieron llegar a la conclusión de cuales eran los límites de la DS que ofrecía mejores resultados para determinados tipos de animales, teniendo en cuenta su talla, peso, la dureza de su piel, la de sus tejidos y la resistencia natural del animal. En base a estas numerosas experiencias cinegéticas se llegó a algunas conclusiones, en general aceptadas por la mayoría de los cazadores, sobre los valores óptimos de la DS según el tipo de animal elegido, con el objeto de poder adoptar un tipo o peso estándar de una bala que realizara mejor su trabajo de incapacitar o matar más rápidamente al animal, para no producir en ella un sufrimiento inútil y absurdo. Es de este modo que para pequeños animales es deseable una DS de .180, valor muy considerado por los cazadores conocidos como ?Varminters?. Este término es de origen anglosajón y proviene de Varmint hunting, designándose así, en USA., a la caza deportiva con pequeños y veloces calibres y a gran distancia, de pequeños mamíferos que son considerados plagas, en inglés conocidos como: vermin, varmint o varmit. Ej.: conejos, ratas, perros de las praderas de los EE. UU., etc.

FOTO 2: armado con un fusil dotado de mira telescópica

Se pueden dar varios ejemplos sobre la variación de la DS de los calibres más conocidos utilizados para la caza, a efectos de ilustrar al lector. Para animales de talla media una DS entre .200 y .230; para grandes animales una DS entre .270 y .280, y para animales muy resistentes una DS de .300 o mayor. Como verá en el listado que sigue, aquí la DS está, en promedio, por arriba de .237, lo que es apto para la caza de animales de talla media:

  • .243" (6mm) 90 grain, SD .218
  • .243" (6mm) 100 grain, SD .242
  • .264" (6.5mm) 120 grain, SD .247
  • .308" (.30) 150 grain, SD .226
  • .308" (.30) 165 grain, SD .248
  • .338" (.338) 200 grain, SD .250
  • .358" (.35) 200 grain, SD .223

Para animales más grandes es aconsejable una DS por arriba de .270, y las balas abajo mencionadas tienen en promedio .279, y con ellas se ha comprobado que se obtiene una buena penetración en el animal:

  • .264" (6.5mm) 140 grain, SD .287
  • .308" (.30) 180 grain, SD .271
  • .338" (.338) 225 grain, SD .281
  • .358" (.35) 250 grain, SD .279
  • .375" (.375) 270 grain, SD .274
  • .458" (.45) 400 grain, SD .272

Según algunos autores se ha comprobado que una DS por encima de .300 es aconsejable para la caza de animales de peso máximo, para lo cual también deben utilizarse calibres grandes, a fin de obtener una mayor y mejor penetración.

  • .264" (6.5mm) 160 grain, SD .328
  • .308" (.30) 200 grain, SD .301
  • .308" (.30) 220 grain, SD .331
  • .338" (.338) 250 grain, SD .313
  • .375" (.375) 300 grain, SD .305
  • .416" (.416) 400 grain, SD .330
  • .458" (.45) 500 grain, SD .341

Puede verse aquí como un cartucho de calibre pequeño como el 6,5 mm (en milésimas de pulgadas se expresa .264, y no son necesarias las comillas finales), por su DS (debido al peso de la punta) se halla junto a otros grandes calibres como son el .375, .416 ó .458, lo que explica las variadas aplicaciones del mismo. Este concepto de la utilidad de la DS en los proyectiles de armas largas también se puede aplicar en las armas de puño cuando se dispara contra seres humanos. A mayor DS en una bala de arma corta, mayor cantidad de energía cinética para ceder a los tejidos, aumentando con ello la posibilidad de alcanzar el proyectil una mayor profundidad de penetración y ampliar el volumen de tejidos vulnerados. Pero la penetración debe hallarse dentro de ciertos límites mínimos y máximos, tal como afirman numerosos autores y se comprueba en la práctica. Con respecto a los animales, algunos cazadores prefieren que el proyectil traspase a la pieza elegida, obteniéndose con ellos algunos beneficios. La DS es un factor importante para lograr una rápida incapacitación de un individuo durante un tiroteo (pero no el único). Este efecto de incapacitación inmediata es lo que yo denomino "Efecto Derrumbamiento", el cual tiene sus características particulares, tal como explico en mi libro "La incapacitación inmediata por el trauma balístico - El efecto derrumbamiento".

FOTO 3: tipos de balas y calibres, con diferentes pesos y DS. De izquierda a derecha: 1) 264 Win Mag Swift Scirocco. 2) 7mm Rem Mag Swift A Frame. 3) 300 Win Mag Speer Mag Tip. 4) 30-06 Nosler E-Tip. 5) 35 Whelen Nosler Ballistic Tip

A continuación se expone un resumido listado de algunos calibres de armas de puño y su respectiva DS:

The Sectional Density of Handgun Bullets - Condensed List

Compiled by Chuck Hawks (http://www.chuckhawks.com/sd_handgun.htm)

  • .22 caliber S, L, LR; .22 Jet (.222") 40 grain, SD .116
  • .22 caliber WMR; .221 Fireball (.224") 45 grain, SD .128
  • .25 Caliber (.251") 50 grain, SD .113
  • .30 caliber / 7.62mm (.308") 100 grain, SD .151
  • .32 caliber (.311-.312") 60 grain, SD .088 100 grain, SD .147
  • .380 / 9mm caliber (.355") 90 grain, SD .102 115 grain, SD .130 124 grain, SD .141 147 grain, SD .167
  • .38 caliber (.357") 110 grain, SD .123 125 grain, SD .140 158 grain, SD .177
  • 9 mm Makarov caliber (.365") 95 grain, SD .102
  • .40 / 10mm caliber (.400") 155 grain, SD .138 180 grain, SD .161
  • .41 caliber (.410") 210 grain, SD .178
  • .44 caliber (.429-.430") 200 grain, SD .155 240 grain, SD .185
  • .45 caliber (.451-.452") 200 grain, SD .140 230 grain, SD .162 250 grain, SD .175
  • .475 caliber (.475") 325 grain, SD .206
  • .50 caliber (.500") 325 grain, SD .186

La densidad seccional es un valor que los fabricantes de municiones habitualmente publican en sus manuales de municiones o de recarga, ya que los diferentes modelos de balas o puntas con un mismo calibre y peso poseen la misma DS, ahorrándole de este modo al cazador el trabajo de hacer los cálculos pertinentes.

Coeficiente balístico- CB- (Ballistic coefficient- BC-)

Según Oscar Albino, "El CB es conceptualmente la medida relativa de la capacidad de un proyectil para vencer la resistencia del aire como comparación con otro, del mismo calibre, de características estándar y tomado como patrón". "Dicho con otras palabras se lo puede expresar como un número resultante de dividir la retardación que sufre el proyectil patrón por la retardación real del proyectil en estudio". Para Oscar Albino el CB es la densidad de sección dividida por el factor forma.

FOTO 4: variadas formas de puntas y valor del CB

Se puede considerar al CB, según otros autores, básicamente como la comprobación de cuánto de aerodinámica es la forma de la bala, y en consecuencia de la capacidad del proyectil para abrirse paso a través de las capas de aire. Se puede representar por la siguiente fórmula:

Mientras más alto sea el resultado del CB mayor será la capacidad o eficiencia del proyectil para viajar a través del aire, el cual le ofrece al vuelo de éste una resistencia y retardación permanente. En balística exterior la retardación del proyectil es conocida con el término Drag, que en general depende del tamaño, lisura de su superficie y de la forma de su cuerpo. Este coeficiente disminuye mientras más aerodinámico sea la forma del proyectil y más lisa su superficie, lo que disminuiría la formación de turbulencias por la ausencia de irregularidades en la superficie del cuerpo del misil. Se puede ver un ejemplo en la FOTO 5.

FOTO 5: tomado de: How do bullets fly? (http://www.tuffsteel.com/Ballistics/bullfly/)

FOTO 5: Proyectil "Spitzer", boat tail, calibre .308 Winchester viajando aproximadamente a 2800 pies/seg. (850 m/seg.). Se observan un frente de onda que son las capas de ondas sonoras "amontonadas" delante de la punta del misil, que al superar la barrera del sonido forman un ángulo agudo con forma de cono llamado Cono de Mach, en cuyo vértice está la nariz del proyectil. Esta onda sería, según O. Albino, la onda sónica, por delante de la cual se formaría otra onda llamada onda de choque Más atrás, se observa que de la acanaladura que forma la zona del "crimp" se origina una onda secundaria por la irregularidad que dicho "crimp" deja en la superficie del proyectil. Detrás de la base se puede ver una zona de turbulencia, que tendría origen en el vacío que deja el pasaje del misil y el aire, que lo rodea, tratando de entrar para llenarlo. Sobre el coeficiente de forma influye de manera muy importante la forma de la punta u ojiva del proyectil. Los proyectiles de punta aguzada tienen un CB mayor que las puntas chatas o redondeadas, lo cual permite, con una velocidad adecuada, tener para una misma distancia del blanco una trayectoria más chata, más rasante o más horizontal, con respecto a la línea de mira del arma. Si tenemos dos balas del mismo calibre, peso y velocidad, pero una de ella tiene una punta roma y la otra una punta más aguda, el CB de esta última será mayor que el de la primera. Por lo tanto, cuando se dispara con arma larga a grandes distancias, el proyectil más aerodinámico no sólo tendrá una trayectoria más chata o aplanada, sino que también tendrá una mayor velocidad remanente y por lo tanto una mayor velocidad y energía al impactar al animal tomado como blanco. No solamente actúan dañinamente sobre el proyectil la resistencia y densidad de las diversas capas de aire que va atravesando en su vuelo, sino que también su trayectoria está influenciada por otros parámetros como ser: la velocidad, la atracción de la gravedad, la presión atmosférica, la humedad relativa ambiente, la temperatura ambiente y la velocidad del viento. Los proyectiles de las armas de puño, cuando se disparan a corta distancia, prácticamente no están influenciadas por factores tales como el viento, humedad, temperatura u otros agentes meteorológicos. Aquí, como dice Oscar Albino en su libro: "Ud. sólo preocúpese en apuntar bien". Aquí juega un papel muy importante la velocidad del viento, ya que según su intensidad podrá originar una mayor o menor desviación lateral o deriva del proyectil, lo que se conoce en inglés como "wind drift".

FOTO 6: (Izq.) Cartucho .17 Hornady V-Max, Mach 2. Punta Spitzer. Tiene buen CB. (Der.) Cartucho .22 Long Rifle. Punta redonda (RN). Menor CB comparado con el anterior

Según Oscar Albino, la retardación del misil aumenta con las variaciones de la densidad del aire, pero, dice, en realidad en las armas menores y a nivel del mar, tiene poca influencia sobre él, y también depende de su velocidad. A mayor CB menor será la retardación. Como ya vimos, el CB varía con la forma de la bala y de su velocidad de vuelo, mientras que en la DS estos factores no tienen relevancia. Con el objeto de disminuir la resistencia del aire al avance del proyectil, se fabrican balas con ojivas puntiagudas. Como ejemplo tenemos a las balas llamadas "Spitzer" y a las tronco cónicas de punta aguzada denominadas "Spire point", en inglés. El origen de la palabra "spitzer", dicen, provendría del vocablo alemán "Spitzgeschoss", que significaría bala puntiaguda. A fin de evitar la formación de turbulencia o vórtices en la base del proyectil, lo cual influye negativamente sobre la velocidad (aumenta la retardación) y precisión del mismo, se fabrican desde hace bastante tiempo balas que tienen a nivel de la base una reducción de su diámetro o chanfle, lo que confiere a éstas, en un corte sagital, un aspecto parecido a un bote, visto desde arriba. Son las conocidas como balas en cola de bote o "boat tail" (BT), en inglés. Según Oscar Albino, este tipo de base chanfleada soluciona, al menos parcialmente, la formación de turbulencias o vórtices cuando la velocidad del proyectil está por debajo de 470 m/seg. (Mach 1.2).

FOTO 7 (puntas): Hornady 270 grains Spire Point .Base plana. Calibre 375 HH Accubond (Tomado de: Wikipedia, the free encyclopedia)
FOTO 8: Nosler 260 grains. Spitzer. Boat tail (Tomado de: Wikipedia, the free encyclopedia)

De acuerdo a Gonzalo Fernández, los proyectiles Spitzer, de punta aguda, pueden tener la base plana, cóncava o tronco cónico. Con la base con esta última forma, que como vimos se denominan "boat tail" o en cola de bote, el proyectil logra mejor alcance que otro de igual peso y calibre, ya que disminuyen los "remolinos de cola" (que sería la turbulencia del aire a ese nivel), venciendo mejor la resistencia del aire. En la lista que sigue se pueden observar las diferencias del CB entre 3 tipos de balas de calibre 6mm Remington o .243 Winchester, con 100 grains de peso y una velocidad de boca de 3100 pies por segundo. (Según manual Hornady):

  • .243" 100 grain Round Nose (BC .216)
  • .243" 100 grain Spire Point (BC .357)
  • .243" 100 grain Spire Point BT (BC .400)

Obsérvese la gran diferencia en el CB existente entre la bala de punta redonda o Round Nose (.216), la punta aguda de base plana (.357) y la Spire point, cola de bote o BT (.400). En la práctica, la trayectoria de los 3 tipos de balas también es muy diferente, debiendo el tirador elegir la que mejor se adapta a sus objetivos.

FOTO 9: Rifle calibre 6 mm BR Custom (Wildcat)

En los tiros a grandes distancias se prefieren usar balas Spitzer boat tail (BT), de punta blanda deformable o sólida, según el blanco a batir. Cartuchos con este tipo de punta o bala son los más usados por tiradores especiales, militares o policiales, contra blancos humanos. Son los llamados francotiradores o "Snipers", en inglés, cuyos objetivos son táctico-estratégicos, (si, así es, aunque nos cueste comprender y justificar el hecho) utilizando fusiles específicos con miras especiales, que muchas veces están provistos de supresores sónicos (silenciadores) o reductores de sonido, como también se los conoce. Los resultados y efectos que logran estos tiradores especiales sobre personas son datos que como Médico legista me interesarían conocer, pero que son muy difíciles de obtener ya que son considerados información confidencial o secreta, por numerosas razones. Actualmente se están utilizando para estos fines "Snipers" anti-persona y "Snipers" anti-material manejando calibres muy grandes, como son el .338 Lapua, .408 Chey Tac, o el .50 Browning o BMG, con una gran DS y una adecuada relación con su DS. La balística terminal con estas armas y calibres deben ser de consecuencias devastadoras, ya que permiten disparos certeros a distancias tan grandes como ser 2.000 metros o mayor aún. Está confirmado que un "Sniper" militar canadiense, en el mes de marzo del año 2002, derribó mortalmente a un combatiente enemigo a la distancia de 2.430 metros. Empleó para ello un fusil Mc Millan TAC-50, calibre .50 BMG (12,7 x 99 mm NATO).

FOTO 10: TAC-50 Mc Millan Tactical Rifle. Designación militar: MK-15

Creo pertinente mencionar que en USA, algunos cazadores utilizan cartuchos con balas (o puntas) generalmente de pequeño calibre, confeccionados artesanalmente y en pequeñas cantidades que lo obtienen de la modificación de la vaina de un cartucho comercial, al cual tratan de mejorar en algunos aspectos. Se los conoce con el nombre de "wildcat cartridge" (wildcat: gato montés, en inglés), y son muy usados en la caza de pequeños animales. Para ellos se fabrican armas especiales y excelente calidad, y por su elevada velocidad y gran energía cinética, ya que poseen un alto CB y baja DS, se pueden hacer disparos con gran precisión a larga distancia. Por sus destacadas características balísticas a veces son usados con fines militares o policiales, y si se hacen populares pueden ser fabricados por una empresa comercial de municiones, pero pierden la calificación de "wildcat" para transformarse en "factory".

FOTO 11: Izquierda: un cartucho wildcat: el .243 Winchester Ackley Improved Derecha: el cartucho .243 Winchester "Factory". (Tomado de: Wikipedia, the free encyclopedia)

La DS y el CB son dos elementos importantes para tener en consideración cuando se habla de la efectividad de un proyectil, con un calibre en particular y velocidad determinada. Pero la efectividad real, aquella que nosotros consideramos lo más próximo a lo ideal, depende también de otros factores, de los cuales sigue siendo muy importante la ubicación del disparo, y eso, es materia dependiente de la habilidad del tirador. He tratado, en este breve resumen, de dar al lector una idea lo más precisa posible de dos factores o términos muy utilizados por los expertos en balística y que son frecuentes de hallar en la literatura sobre armas y municiones. El tema puede proseguir si uno se adentra en desarrollar las inquietudes que pueden surgir de su lectura, que pueden ser muchas, pero ello llevaría a escribir una monografía bastante larga, y esa no es mi intención.

PRESION ATMOSFERICA – Para tiradores.

Los datos atmosféricos han sido históricamente los menos entendidos y los que mas problemas han causado a los tiradores que han utilizado programas balísticos, concretamente los datos de presión.

Básicamente hay dos opciones para describir la presión en los programas balísticos.

1.: Introducir los datos barométricos, presión y altitud.
2.: Introducir los datos de una estación meteorológica.

La presión barométrica suele ser la presión ajustada en base a la presión establecida a nivel del mar, y es la presión que la estaciones meteorológicas y aeropuertos facilitan por que resulta útil para los pilotos a la hora de hacer evaluaciones meteorológicas.

La presión barométrica no es la verdadera presión en la que se encuentra en ese momento, la presión barométrica es mas bien un numero corregido en base a la presión a nivel del mar. Hay que tener en cuenta los efectos de la altitud. Si dispone de una estación meteorológica de mano, como una Kestrel, podrás medir la presión del aire real en la que te encuentras. Este es el mejor método de introducir los datos de presión por que requiere un dato menos y se basa solo en una medida y no en dos.

Un error común es confundir la presión de la estación por la barométrica o vice versa. La consecuencia de este error es que la densidad de aire incorrecta aplicada afecta negativamente a la exactitud de las predicciones de la trayectoria. Este error es mas destacado a medida que nos encontremos cada vez mas altos del nivel del mar.

LEER EL VIENTO (200 a 300 Metros)

“LEER EL VIENTO”
EN DISTANCIAS DE 200 a 300 METROSEl Sgt. Emil Praslick, entrenador de la USAMU (United States Army Marksmanship Unit) y entrenador de viento para el equipo USA F-Class y que esta entrenando al Equipo Palma, nos da unos consejos.
Emil esta considerado uno de los mejores entrenadores de viento de Norte America y uno de los que mas conocimientos tiene de la materia.
Espero que os ayude a mejorar vuestra puntuacion.

El término, “la Lectura del Viento” engaña. Un título más apropiado podría ser ” la negociacion táctica de condiciones de viento que varían y la limitación de sus efectos negativos sobre el vuelo de la bala. ” En este artículo hablaremos de alguna táctica y técnicas que realzarán sus capacidades de observar el viento y (con esperanza) conseguir unos puntos mas. Este artículo será dividido en dos secciones: La Parte Uno cubrirá los 200 metros y distancias de 300 metros. La Parte Dos (que saldra en otro articulo posterior) será dedicada a distancias de 600 metros.

Hay tantas dimensiones en la “lectura de viento ” como distancias en la Alta competición. Su actitud táctica, o la filosofía, deben ser diferentes para los 200metros y para la distancia de 300 Metros de tiro rápido que ello serían diferentes tambien para el fuego lento a 600 Metros. En las etapas de fuego lento usted tiene la capacidad de ajustar la desviacion del viento tiro a tiro, utilizando la posición del tiro anterior como un indicador. Además, un cambio en las condiciones existentes puede ser identificado y ajustado antes del siguiente disparo.

Durante una tanda de tiro rápido estara permitido, en condiciones óptimas, dos disparos (en competiciones Americanas) para hacer una corrección antes de o durante la tirada: uno antes del comienzo de la tanda, y uno durante el cambio de revista (dianas). Esto requiere un acercamiento diferente al análisis de la condición de viento en tiradas de fuego lento. En la sección siguiente cubriré un poco lo básico, e intentaré describir el acercamiento que uso, tanto como entrenador como tirador, para centrar un grupo de tiro rápido.

Una vez en la linea de tiro, comienze a observar las condiciones. ¡No espere hasta el aviso, ” Todo listo sobre la línea de tiro! ” para tomar una decisión sobre el viento.

Al evaluar la dirección, el valor, y la velocidad del viento. Hay una serie de tablas de viento y fórmulas disponibles para determinar la cantidad de desvio horizontal requerido para compensar el efecto del viento sobre el vuelo de la bala. Su mejor estimacion debería ser comprobada con las de sus compañeros de tiro. Uno de los mejores instrumentos es el conocimiento (y los resultados sobre el objetivo) de sus compañeros.

USA mu TablaViento x600

Un instrumento a menudo descuidado y mal entendido es el empleo de banderas de viento del campo de tiro. Inmediatamente antes de asumir la posicion de sentado o en decúbito prono, mientras esta de pie no sera capaz de utilizar su visor para ver el espejismo (efectos del viento en calima, reververacion, ramas, tierra… lo que se ve atraves del visor), sin embargo, sera capaz de ver las banderas de viento. Es importante correlacionar lo que usted puede ver en el espejismo con el comportamiento de las banderas. Alterne el mirar el espejismo de una condición sabida, y observar las banderas. Concentrado en los detalles. Centrate en el final o en la punta de la bandera. Un aumento sutil de la velocidad del viento no cambiará la altura y el ángulo de la bandera, pero esto causara efecto en la punta.

1. Una vez que ha identificado una condición, tanto en el espejismo como en las banderas, observe su duración. Debido a que se disparara la mayor parte de los tiros, sin hacer un cambio de viento, debe saber lo que pudiera derivarse de la variacion de la condicion predominante. Esto es lo que llamamos determinacion de un parentesis.

2. Los tiros de prueba, cuando esten disponibles, deberían ser usados para determinar el parentesis de la condición del viento. Una técnica es escalonar el intervalo de sus tiros: Haga su primer tiro como normalmente lo haria, y luego esperar hasta el cambio de condiciones – o antes de que expire el tiempo para realizar el segundo tiro de prueba. Esto le ayudará en la identificación de las condiciones más cercanas a su tanda de tiro.

Si hay probabilidad de un cambio en la condición del viento, un ajuste en la torreta de ajuste de viento podría suponer un compromiso entre una agrupacion perfectamente centrada y el daño que un cambio podría causar a dicha agrupacion. Una técnica que emplean tiradores experimentados en una condición cambiante es la de identificar ” el lado seguro ” del circulo del 10. Por ejemplo, si la condición observada está un “minuto” de viento por la derecha, con rafagas de dos “minutos,” un competidor inteligente podría centrar su grupo en el lado derecho del circulo del X/10 (V/10 o V/5 dependiendo de la diana). En caso de un pico de aire, la ráfaga de viento simplemente movería el grupo al centro del objetivo o a otro lado del circulo del 10. Obviamente, la eficacia de esta técnica esta determinada por su capacidad o abilidad de pegar un tiro en un pequeño grupo. ¡Esto debería ser un incentivo para entrenarse!

La anchura del circulo del 10 en el rifle buen rifle es dos minutos de ángulo. Teóricamente, una estimación de viento de menos un minuto del valor correcto debería causar “un pleno”. En la práctica, la calidad de la estimación debe ser mucho más alta. La capacidad de un individuo de mantener la alineación de vista, el cuadro de vista, y una posición estable (con la exactitud del rifle) le determinará la cantidad de error disponible en su estimación de viento. ¡Otra vez, este hecho solo debería ser un incentivo poderoso para entrenarse!

El riesgo de hacer una corrección de viento durante el cambio de municion a menudo es más negativo que las ventajas, sobre todo con tiradores novatos. Un funcionamiento bueno y la capacidad de pegar un tiro a una agrupacion apretada son el origen del axioma de tirador: “Un buen agarre vale un minuto.” Por lo general, a no ser que vea claramente la agrupacion fuera del circulo del 10 en su telescopio terrestre, no ajuste sus visor durante el cambio de municion. Han ocurrido muchos desastres cuando un tirador a confundido una pegatina; un rasgón en el papel, o insecto por un agujero de bala.

Finalmente, aunque la lectura del viento sea una habilidad del tirador importante, su capacidad de dominar los fundamentos es el factor más importante en disparos de altas puntuaciones. Confiando en en su capacidad, comentando, hablando con sus compañeros tiradores, y concentrandose en los entrenamientos, las puntuaciones mejorarán.

El articulo original salio de The First Shot y este articulo originalmente en ingles viene de  6mmbr.
Traduccion por www.KilerMT.com

Estimación del viento – Principios y técnicas básicas

Fuente: Armas.es

Está claro que lo primero que debemos conocer del viento, para hacer una estimación correcta del mismo, es su comportamiento y movimiento. El movimiento del viento es muy parecido al del agua, en su acomodo a la orografía. Seguramente todos guardamos imágenes de como el agua discurre montaña abajo. Si nos fijamos vemos que no discurre en línea recta, sino que sortea los obstáculos eligiendo la trayectoria más fácil, serpenteando los impedimentos. Puede que en algún punto llegue a bifurcarse o que incluso retroceda de forma temporal. Pues el viento se comporta de forma similar y es necesario comprenderlo para poder ser precisos cuando lo calculemos.

Lo más importante a la hora de estimarlo, es tener siempre presente que las circunstancias que concurran en nuestra posición de tiro son irrelevantes. Por ejemplo, podemos estar apostados en el interior de un bosque observando una pieza en una ladera abierta. La incidencia del viento en nuestra posición es intrascendente, porque el bosque ofrece una protección contra el mismo. Si hacemos un análisis del viento en nuestro puesto, está claro que nada tendrá que ver con la realidad de fuera del bosque hasta nuestra pieza. Es por ello deberemos tener en cuenta el viento en ese tramo y el que pueda haber en el área de nuestro objetivo.

Fuerza – Velocidad del viento

La fuerza o velocidad del viento puede ser segmentada en cinco categorías, basadas en los efectos del mismo sobre el entorno:

Suave, 0 – 5 mph (0 – 8 km/h). El viento apenas se siente, pero si es detectable. Moderado, 6 – 10 mph (10 – 16 km/h). El viento se siente ligeramente en la cara, las ramas y pequeños árboles se mueven. Fresco, 11 – 15 mph (18 – 24 km/h). El viento levanta el polvo, papeles y los restos más ligeros de basura. Las pequeñas ramas de los árboles están en constante movimiento. Fuerte, 16 – 20 mph (26 – 32 km/h). El viento provoca el vaivén de la mayoría de los árboles. Muy fuerte, 21 - +25 mph (34 - +40 km/h). El viento provoca el vaivén de los árboles más grandes y el zumbido en las inmediaciones de cables de alta tensión y líneas telefónicas.

Dirección del viento

Para referirse a la dirección del viento lo más habitual es utilizar la esfera de un reloj. El tirador se encuentra en el centro de la esfera y se utilizan seis valores que se identifican con diferentes áreas. Estos valores vienen a indicar el peso o influencia del viento en la trayectoria de la bala.

Sin valor (0 o nulo) – Se refiere al viento que sopla a las 6 y a las 12. Este tipo de viento tiene muy poco o ningún efecto sobre el proyectil. Cuarto de valor (0,25) – Corresponde al viento que sopla a 15°, 165°, 95° y 345°. Siguiendo nuestras referencias horarias: a las 12:30, 5:30, 6:30 y 11:30. Este tipo de viento tiene poco efecto sobre la bala debido al ángulo. Medio valor (0,5) – Es cuando el viento sopla desde 1, 5, 7 y 11 en punto, correspondiéndose con 30°, 150°, 210° y 330° respectivamente. Tres cuartos de valor (0,75) – Se corresponde con vientos desde 1:30, 4:30, 7:30 y 10,30 (45°, 135°, 225° y 315°). 9/10 de valor (0,90) – Son vientos que soplan desde las 2, 4, 8 y 10 (65°, 115°, 245° y 295°). Valor completo (1) – Viento lateral soplando desde las 3 o las 9. Esta dirección del viento es la que más influye sobre la trayectoria del proyectil, empujándolo lateralmente con toda su fuerza.

reloj viento

Gráficamente el peso del viento sobre nuestro proyectil según dirección

Técnicas de medición del viento

A diferencia de las técnicas de cálculo de la distancia, que pueden ser sustituidas casi al completo por los modernos telémetros, en este caso ante la necesidad de evaluar una variable que no es uniforme en la distancia, las técnicas manuales siguen teniendo un gran importancia para tiradores y cazadores. Entre otras cosas porque algunas de ellas, nos permiten estimar el viento a diferentes distancias, más allá de nuestra posición de tiro.

Utilización de estaciones meteorológicas

De un tiempo a esta parte se han popularizado este tipo de dispositivos, que no han sido ajenos al desarrollo tecnológico. Ofrecen de una manera rápida y sencilla una gran cantidad de información sobre las condiciones medioambientales. Incluso últimamente ya poseen conexión con algunos telémetros de gama alta a través de bluetooth, caso por ejemplo del BUSHNELL ELITE 1 MILE CONX que es compatible con las estaciones KESTREL dotadas de ese protocolo de comunicación. De esta manera el telémetro se convierte en una pequeña computadora de tiro, que nos ofrece la corrección teniendo en cuenta no sólo la distancia sino también los datos que le envía la estación. El problema es que los datos de medición que le llegan son de nuestra posición de tiro, que no tienen por qué coincidir con las condiciones de viento de la trayectoria de nuestra bala.

75 cálculo viento con estación opt

Calculando el viento con una estación meteorológica

Técnica de la caída

El uso de esta técnica es sencillo, simplemente sujetaremos algo como una pequeña pieza de ropa, pañuelo o trozo de papel arrugado a la altura de nuestro hombro y lo dejaremos caer. Nos fijaremos donde toca el suelo por primera vez. A continuación estimaremos el ángulo entre nuestro brazo-cuerpo con respecto al punto de caída. Si por ejemplo estimamos 45 grados, dividiremos ese número por 4, el resultado es 12,5. Este número es la velocidad del viento en mph, 11,25 mph. En el caso de querer conocer el resultado en km/h dividiremos los grados entre 2,5, el resultado serán 18 km/h. Este valor se corresponde con lo que hemos categorizado antes como viento “fresco”.

Método de la bandera

Este método es útil en un campo de tiro señalizado con banderas o si podemos localizar algún objeto que haga o emule dicha función, como puede ser la ropa tendida. Estos indicadores pueden dar una estimación del viento en las inmediaciones de ese objeto.

La fórmula es exactamente igual a la usada en el método de la caída, la única diferencia es que el ángulo a medir es de la bandera o ropa con respecto al poste. Como en el caso anterior nos serviremos de otro sencillo ejemplo, si el ángulo es de 80° la velocidad será 75/4= 18,5 mph o 75/2,5= 30 km/h. Esta fuerza de viento se corresponde con la categoría “fuerte”.

75 Banderas opt

Banderas y su posición con respecto al mástil delatan la fuerza del viento

Método del espejismo o de las ondas de calor

Es un método efectivo para calcular la dirección del viento y la fuerza del mismo. La técnica consiste en fijar nuestra atención en un punto medio entre nosotros y el objetivo. Por ejemplo, si nuestra pieza a abatir está a 700 yardas/metros, utilizaremos nuestro visor o telescopio de observación para visualizar un punto cualquiera a 350 yardas/metros. Obviamente habremos dejado de enfocar al objetivo y nos concentraremos en el punto elegido donde observaremos las ondas de calor que emanan del suelo. A continuación trataremos de identificar las ondas de calor con los siguientes patrones para hacer una estimación.

Patrón 1. Muestra la ausencia de viento o de un viento que sopla desde la 6 o las 12 en punto. Es decir un viento sin valor o viento nulo. Patrón 2. Representa como se verían las ondas de calor con un viento de 1 – 3 mph (1,6 – 4,8 km/h). El ángulo que forma con el suelo es de aproximadamente 60° con respecto a la vertical. Patrón 3. En este caso el patrón representa un viento de 4 – 7 mph (6,4 – 11, 2 km/h). Como observamos las líneas forman un ángulo de 45°. Patrón 4. Las ondas de calor forman un ángulo de 90 grados, la velocidad que representa se corresponde con 8-12 mph (12,9 – 19,3 km/h). Por encima de estas velocidades, este método no nos puede ofrecer más información. Si mientras estamos empleando esta técnica vemos que las ondas que estaban formando un ángulo de forma más o menos constante súbitamente comienzan a ascender verticalmente, debemos esperar antes de disparar. Ya que inmediatamente comenzará lo que se conoce como ráfagas de viento racheado, con cambios de dirección intermitentes. Lo recomendable en este caso es detenerse hasta que se produzca una estabilización del viento.

Patrones Ondas de Calor

Patrones de referencia de las ondas de calor

Múltiples velocidades del viento

Como en el caso de la estimación de la distancia, el calcular la media de es siempre una buena técnica que proporciona una estimación precisa. Algo que es aplicable al cálculo medio de diferentes vientos a diferentes distancias. Vamos a emplear un ejemplo como en los casos anteriores. Si por ejemplo estamos apuntando a un objetivo situado a 700 m y la velocidad del viento entre la posición de tiro y el punto medio (350 m) la estimamos en 13 mph, pero la velocidad cae a 7 mph entre los 350 m y los 700 m. debido a por ejemplo un cinturón de árboles próximo. En términos absolutos el viento total será la media de ambos, es decir Vt=(13+7)/2= 10.

Ahora que tenemos el viento en términos absolutos debemos aplicar el factor de corrección que determina su dirección. Si por ejemplo sopla a las 5 (siguiendo las analogía de la esfera del reloj), tendremos que el viento actúa sobre el proyectil con una fuerza de 10 mph, el resultado de aplicar el factor 0,5 al resultado antes obtenido, 20 mph x 0,5 = 5 mph.

Una última consideración al respecto, cuando estemos efectuando disparos en situaciones con múltiples vientos, deberemos elegir el momento del disparo cuando los vientos se muestran más consistentes. Bien de fuerza constante o calma momentánea, es decir, tenemos que buscar nuestra ventana de oportunidad.

¿Cómo se traslada la velocidad del viento a la retícula del visor?

Una vez conocida la velocidad del viento, vamos a ver como se traslada la misma a MOAs en nuestra retícula y por tanto cuanto debemos girar nuestra torreta de deriva. Para ello deberemos convertir la velocidad del viento en MOAs. Como ya hemos explicado en varios artículos una 1 MOA a 100 yardas subtiende un arco de 1,145 pulgadas que para simplificar los cálculo se estima en una pulgada, ese mismo MOA a 100 m se corresponde con 2,9 cm aunque habitualmente se hace coincidir con 3 cm para facilitar los cálculos. A 200 yardas ese mismo MOA subtiende 2” o 6 cm si son 200m, etc. Como bien sabemos estas medidas nos permiten corregir nuestros impactos utilizando los clicks de las torretas.

Una vez conocida la velocidad del viento deberemos convertirla a MOAs empleando la siguiente fórmula: MOAs de Corrección = (Distancia en segmentos de cien metros x Velocidad del viento en mph)/ C. Siendo C una constante que varía dependiendo de la distancia de tiro de acuerdo a los siguientes valores:

Para distancias de 100 a 500 m, C=15. Para una distancia de 600 m, C= 14 Para distancias de 700 – 800 m, C= 13 Para una distancia de 900 m, C= 12 Para una distancia de 1.000 m, C=11

De nuevo vamos a verlo mejor con un par de ejemplos, primero supongamos que nuestro objetivo está situado a 700 m y la velocidad estimada del viento es 11 mph soplando a las 3 de derecha a izquierda. El cálculo quedaría de la siguiente manera: MOAs corrección = (7 x 11)/13 = 5,92 minutes, aproximadamente 6 MOAs. Por tanto deberemos compensar este desplazamiento hacia la izquierda con tantos clicks como sean necesarios a la derecha hasta completar 6. Si nuestra torreta esta graduada en cuartos de MOA, serán 24 clicks a la derecha.

Supongamos ahora que en un momento dado ese mismo viento cambia de dirección y ahora está soplando desde la 1 en punto (30 grados). La ecuación será la misma, nada más que al resultado deberemos corregirlo con el peso o influencia real del viento sobre el proyectil, en este caso 0,5. Por tanto el resultado serán 2,96 MOAs, lo que representará una corrección de 12 clicks.

Lógicamente podremos utilizar la retícula para corregir el disparo sin tener que interactuar con la torreta de deriva, en un proceso que será sin duda más rápido. En este último caso si nuestra retícula está graduada en MOAs deberemos apuntar al objetivo con 2,96 MOAs, en la práctica 3 MOAs desplazados a la derecha, es decir deberemos apuntar con la cruceta de la retícula a la derecha, con el desplazamiento antes citado.

Finalmente y aunque pueda parecer una obviedad, seguro que alguno de nuestros lectores ya lo habrá pensado, hay una técnica que nos puede permitir eliminar los problemas del viento. Esta nos es otra que cambiar nuestra posición siempre que es que es posible, esto lógicamente no será viable en una competición de tiro de F-Class, pero igual sí lo es si estamos recechando una pieza y podemos variar nuestra aproximación a la misma.

Maximum Point-Blank Range

Fuente del artículo en ingles: (Artículo publicado en el número de JUL15 de la revista gratuita Tactical Online)
Fuente del articulo en castellano: tirotactico.net

¿A qué distancia se colima, ajusta o pone a cero un arma?

 

muzzleloader_trajectoryEl tiro con armas de fuego, bien sea en el ámbito del tiro deportivo o en el del combate con armas de fuego, supone lanzar un proyectil o bala a través del aire para que impacte en un blanco o amenaza y lograr unos determinados efectos (mayor puntuación o incapacitación), lo cual representa el campo de estudio de la Balística. La Balística es una ciencia que estudia el mecanismo de deflagración en el cartucho que impulsa la bala, su paso a través del ánima del cañón, las características y comportamiento aerodinámicos del proyectil y el vuelo  del mismo, así como los efectos que produce al impactar en un blanco. Esta ciencia tiene un marcado carácter multidisciplinar debido a su complejidad, por lo que para su desarrollo se apoya en otras ciencias como las Matemáticas, la Física y la Química, especialmente en los campos de la termodinámica, la metalurgia, la aerodinámica, la óptica, la electrónica, etc. Cualquier usuario de un arma de fuego tiene que tener ciertos conocimientos sobre Balística, porque esta ciencia es la que nos permite conocer y comprender mejor el tiro y es la que aporta las explicaciones de conceptos tales como el MPBR y, sobre todo, una solución de tiro para alcanzar el blanco.

Por su complejidad, para su estudio la Balística se separa en tres ramas que se definen por el lugar en el que se encuentra el proyectil en cada momento. La Balística Interior (o Interna) comprende el estudio del proyectil, y todo lo que le rodea, mientras éste se encuentra dentro del cañón, desde el momento en el que se percute el cartucho y se inicia la combustión de la pólvora hasta que el proyectil abandona la boca de fuego. La Balística Exterior (o Externa) comprende el estudio del vuelo o trayectoria del proyectil, y todos los factores que le afectan, desde que abandona la boca de fuego hasta que impacta sobre el blanco. Y la Balística Terminal (o de Efectos, o de Heridas) comprende el estudio del proyectil y sus efectos cuando éste impacta sobre el blanco. Para el tema que nos ocupa las explicaciones corresponden a la Balística Exterior, puesto que se trata de un concepto ligado a la trayectoria del proyectil, que será la que determine dónde impacta el proyectil en relación con la puntería.

Uno de los principios básicos del tiro, así como uno de los pilares fundamentales del combate con armas de fuego, radica en la puntería. Sólo los impactos bien colocados en el blanco o amenaza cuentan para el éxito o victoria, lo que equivale, más o menos, a hacer coincidir el Punto de Impacto (PdI), donde impacta el proyectil, con el Punto de Puntería (PdP), donde se pretende que impacte el proyectil. Pero esa coincidencia entre PdP y PdI no se va a producir prácticamente nunca salvo casualidades, entre otras cosas porque ni en condiciones ideales se puede reproducir exactamente la misma trayectoria para dos proyectiles. Son tantos los factores que afectan a la trayectoria de un proyectil que resulta casi imposible que vayan a coincidir “exactamente” el PdI y el PdP, aunque bastará con que los impactos estén suficientemente bien colocados.

NOTA: en este artículo nos referiremos al Punto de Puntería (PdP) como el lugar donde se pretende que impacte el proyectil, que no siempre coincidirá con aquel al que realmente se apunte con los elementos de puntería del arma, como sucede cuando se corrige el tiro sin ajustar los elementos de puntería.

Precisión + Corrección = Exactitud

Esa pretendida colocación de los impactos (PdI ≈ PdP) se llama exactitud y se define por dos parámetros: precisión y corrección (Precisión + Corrección = Exactitud). Sin entrar en demasiados detalles, la precisión se define en relación inversamente proporcional al tamaño del agrupamiento de los impactos; un menor agrupamiento indica una mayor precisión. La corrección se define como la relación de cercanía entre el PdP y el PdI (o centro de impactos, si se trata de varios impactos); cuanto más próximos entre sí mayor corrección.

Aunque se mantenga fijo el PdP de cada disparo, dos disparos no serán iguales y será la separación entre los PdI la que determine la precisión. Esta precisión va a depender de factores inherentes al arma, a la munición, a las condiciones meteorológicas, etc. además de al tirador, que no podrá mantener fijo el PdP como sí sucede, más o menos, si el arma se trinca fuertemente a una plataforma sólida y estable como puede ser un banco de pruebas. En ese último caso, si se realiza una serie de múltiples disparos, se obtendrá una agrupación o rosa de impactos, a partir de los PdI de cada disparo, que quedará definida por la dispersión de los impactos o separación entre los mismos. Cuanto menor dispersión mayor precisión del arma. Normalmente la precisión se mide en forma de desvío angular medido en minutos de ángulo [Minute Of Angle (MOA)], medida que es independiente de la distancia al blanco, o en forma de dispersión medida en centímetros, medida que es dependiente de la distancia al blanco. 1 MOA equivale aproximadamente (1’047) a 1 pulgada a 100 yardas, aproximadamente 3 cm. (2’91 cm.) a 100 m., 1’5 cm. a 50 m., 0’7 cm. a 25 m., 0’3 cm. a 10 m., 6 cm. a 200 m, 9 cm. a 300 m., etc.

Precisión de 1 MOA y desvío probable

Aunque no imprescindible, para todo tirador resulta interesante conocer la precisión que cabe esperar de la combinación arma-munición de tal forma que sepa a qué atenerse y no le pida peras al olmo. En el caso de un fusil de asalto normal en calibre 5’56 OTAN con munición normal cabe esperar una precisión de 3-4 MOA, es decir, 8’7-11’6 cm. a 100 m., 17’4-23’3 cm. a 200 m. En el caso de una pistola normal en calibre 9 Luger con munición normal cabe esperar una precisión de 7-8 MOA, es decir, 2-2’3 cm. a 10 m., 5’1-5’8 cm. a 25 m., 10’2-11’6 cm. a 50 m. A esas cifras habría que añadir el detrimento de la precisión debido al tirador, lo que puede aumentar los números sustancialmente. Asimismo, cabe esperar que cada impacto se desvíe la mitad de las cifras anteriores respecto al centro de impactos de una agrupación o rosa de impactos, el cual habría de coincidir con el PdP. De esta forma, resulta perfectamente normal esperar que los impactos se desvíen respecto al PdP (desvío probable) 5 cm. a 100 m. o 10 cm. a 200 m. en el caso de un fusil de asalto normal y 1 cm. a 10 m., 2’5 cm. a 25 m., 5 cm. a 50 m. en el caso de una pistola.

En lo que respecta a la corrección, segunda parte de la exactitud del disparo, ésta depende de la puntería y de su conocimiento, de tal forma que se logre llevar el PdI lo más próximo al PdP, entendido como el lugar donde se pretende que vayan los impactos, bien introduciendo correcciones en los elementos de puntería o corrigiendo el tiro sobre la marcha alterando el punto al que apuntan los elementos de puntería. La corrección de los impactos va a depender directamente de la trayectoria del proyectil, que se define básicamente por los datos de tiro (deriva y elevación) y la velocidad inicial del proyectil. Teniendo en cuenta que la velocidad inicial del proyectil depende de la combinación arma-munición, que no se puede manipular en el momento del disparo, el tirador actuará sobre la puntería para ajustar la elevación y deriva del arma e intentar llevar el disparo al punto deseado. Para intentar predecir dónde irá el impacto es necesario conocer la trayectoria que describe un proyectil, antes de pasar a definir por fin el MPBR o alcance máximo de impacto en el blanco.

En el caso de disparar un proyectil en el espacio (en el vacío y en ausencia de gravedad) éste describiría una trayectoria rectilínea. La existencia de gravedad en la superficie de la Tierra supone que el proyectil describa una trayectoria parabólica, que será simétrica en el vacío (debido a la ausencia de rozamiento con el aire) y asimétrica en la atmósfera terrestre (debido al rozamiento con el aire que frena el avance del proyectil). El ángulo de elevación y la velocidad inicial del proyectil principalmente determinan la forma de la trayectoria, así como otros factores tales como la resistencia al avance del proyectil que viene determinada por el coeficiente balístico (cuanto más cerca de 1 o más menor resistencia al avance).

En el hipotético caso de una trayectoria parabólica simétrica, la altura máxima que alcanza el proyectil se encontraría en su punto medio (a mitad del alcance máximo) y el alcance máximo se obtendría con un ángulo de elevación de 45º. Pero en el mundo real, con atmósfera, al ser asimétrica la trayectoria esta altura máxima se encuentra aproximadamente a los dos tercios del alcance máximo, de forma que la rama ascendente de la trayectoria es más prolongada que la rama descendente, y el alcance máximo se obtendría aproximadamente con un ángulo de elevación de 50º.

Trayectoria, punto de puntería y punto de impacto

Mientras que la trayectoria del proyectil tiene la forma de una parábola asimétrica la línea de puntería es una recta que queda determinada por la alineación de los elementos de puntería. Ambas líneas, la trayectoria del proyectil y la línea de puntería, guardan una relación entre sí que determina la relación entre el PdP y el PdI y que varía con la distancia a la boca de fuego.

En el caso de un fusil o pistola la boca de fuego se encuentra por debajo de la línea de puntería, que será más o menos horizontal. En virtud del ángulo de tiro, definido por el ángulo de elevación del cañón del arma, normalmente la trayectoria del proyectil cortará la línea de puntería en dos ocasiones, en dos puntos diferentes, uno en la rama ascendente y otro en la rama descendente de la trayectoria, salvo que dicho punto coincida con la altura máxima de la trayectoria, en cuyo caso habrá un único punto de corte.

Teniendo esto en cuenta se pueden deducir varias cosas. En el momento de abandonar el cañón (a 0 m. de la boca de fuego) el PdI se encuentra por debajo del PdP. Pasada una cierta distancia se produce el primer corte entre la trayectoria y la línea de puntería (PdP = PdI). Más allá de dicho primer punto de corte el PdI sube con la distancia hasta llegar a los dos tercios de la trayectoria cuando el PdI se encontrará a la altura máxima. A partir de ahí el PdI empieza a caer con la distancia hasta que vuelve a cortar la línea de puntería (PdP = PdI). Más allá de dicha distancia el PdI continúa cayendo por debajo de la línea de puntería. A esas dos distancias a las que la trayectoria del proyectil corta la línea de puntería y, por tanto, el punto de puntería (PdP) coincide con el punto de impacto (PdI), es a las distancias a las que se colima, ajusta o pone a cero un arma (zero en inglés, supongo que porque la separación entre el PdP y el PdI es cero al coincidir ambos poco más o menos). Únicamente a esas dos distancias a las que se encuentran esos dos puntos de corte coincidirán el PdP y el PdI, que se irán separando a medida que varíe la distancia, lo que afectará irremediablemente a la corrección del tiro, salvo que se apliquen correcciones según la distancia, o bien compensando el lugar al que se apunta o bien ajustando los elementos de puntería con la distancia. En ambos casos habrá que saber la distancia a la que se está disparando así como las variaciones del PdI respecto al PdP, lo cual ni es fácil, ni es rápido, ni resulta realmente necesario si se tiene en cuenta el MPBR y se colima el arma a la distancia correspondiente.

Suponiendo que la velocidad inicial del proyectil es prácticamente constante para un mismo arma y munición, las trayectorias posibles del proyectil serán infinitas según el ángulo de elevación del arma, que determinará también el alcance máximo. Con un arma de fuego no se busca aquella trayectoria que ofrezca el máximo alcance sino aquella que ofrezca una mayor eficacia. Para evitar grandes variaciones entre el PdP y el PdI según la distancia al blanco o amenaza, y así intentar asegurar que el impacto se produce en la zona deseada sin tener que realizar ajustes sobre la marcha, se busca una trayectoria lo más plana y larga posible, es decir, que su altura máxima no exceda del límite superior de la zona de impacto deseada cuando el PdP se sitúa en el centro de dicha zona y que proporcione el mayor alcance posible antes de que el proyectil caiga por debajo del límite inferior de la zona de impacto deseada cuando el PdP se sitúa en el centro de dicha zona. Esa trayectoria se corresponderá con el MPBR o alcance máximo de impacto en el blanco, ya que mientras el PdP se mantenga en el centro de la zona de impacto deseada el PdI no estará más de una determinada distancia por arriba o por debajo del PdP.

Aunque la trayectoria correspondiente al MPBR o alcance máximo de impacto en el blanco podría calcularse experimentalmente, normalmente se calcula introduciendo los datos relativos a la munición (velocidad inicial del proyectil, coeficiente balístico, peso del proyectil, etc.), junto con el radio de la zona de impacto (que coincidirá con la altura máxima de la trayectoria), en un software balístico. Otro dato necesario para los cálculos es la altura de la línea de puntería respecto a la línea de tiro, que hará que varíen los resultados. El resultado obtenido indica el MPBR así como la variación del PdI respecto al PdP con la distancia y aquellas distancias (normalmente dos, una en la rama ascendente y otra en la rama descendente) a las que coinciden el PdI y el PdP, que serán las distancias a las que colimar el arma.

En el caso de un fusil de asalto normal en calibre 5’56 OTAN con munición normal la distancia de colimación más habitual y recomendada es la 50/200, que sin coincidir exactamente se acerca más o menos a la distancia de colimación para el MPBR. Como se aprecia en la imagen, para el fusil de asalto HK G36 con la munición SS109 (estándar OTAN), el MPBR es de 222 m. para una zona de impacto con un radio de 4 cm. (PdI ≈ -4 cm.) y la distancia de colimación exacta sería de 196 m. (PdI ≈ PdP). Con esos datos, a 50 m. de la boca de fuego el PdI se encontraría 0’1 cm. por debajo del PdP y a 200 m. 0’5 cm. por debajo, es decir, a 50 y 200 m. prácticamente coinciden el PdI y el PdP, de ahí la denominación 50/200 para esta colimación que se acerca bastante a la del MPBR. Esta distancia de colimación permite aprovechar de forma óptima y eficaz la capacidad del fusil y su munición, ya que el tirador no ha de preocuparse de la distancia al blanco y sólo ha de apuntar al centro de la zona de impactos deseada para que el PdI se encuentre no más de 4 cm. por encima o por debajo del PdP. Además, la munición SS109 pierde eficacia al perder velocidad debido a su menor fragmentación, que empieza a ser notable a partir de los 200 m.

Trayectoria del proyectil. MPBR. HK G36. 5'56 OTAN.

A decir verdad, existe una primera parte de la trayectoria en la que el proyectil se encuentra fuera de la zona de impacto, por debajo de los 4 cm. de su borde inferior, ya que en el caso del HK G36 la altura de la línea de puntería respecto a la línea de tiro (eje del cañón) es de 7 cm. De esta forma, hasta pasados aproximadamente los primeros 20 m. de la trayectoria desde la boca de fuego, el PdI se encuentra más de 4 cm. por debajo del PdP. Esto habrá de ser tenido en cuenta por el tirador en el caso de necesitar un impacto más exacto, como puede ser cuando se requiera una incapacitación inmediata de una amenaza, mediante la colocación del impacto sobre el hipotálamo. Entonces tendrá que corregir el tiro sobre la marcha apuntando más alto, aproximadamente en la línea de separación del pelo y la frente.

En el caso de una pistola normal en calibre 9 Luger con munición normal el MPBR es de poco menos de 100 m. para una zona de impacto con un radio de 7’5 cm. (PdI ≈ -7’5 cm.) y las distancias a las que el PdI coincide con el PdP es de poco más de 6-7 m. en la rama ascendente y unos 75 m. en la rama descendente de la trayectoria. Sin embargo, la distancia de colimación más habitual con pistola es de 25 m., distancia a la que el PdI se encontrará unos 5 cm. por encima del PdP. De esta forma, sobre un blanco de tiro de precisión, como puede ser el blanco NRA B-8, al apuntar a la base del círculo negro los impactos se encontrarían en la zona central correspondiente al 10. La conclusión más evidente de estos datos es que no es necesario disparar alto para batir un blanco hasta una distancia de casi 100 m. Es más, a 50 m. el PdI se encuentra a unos 7 cm. por encima del PdP, así que habría que apuntar bajo, y no alto como se podría pensar inicialmente si se considera que el proyectil empieza a caer antes de lo que realmente lo hace. Esto se puede comprobar fácilmente de forma experimental en el campo de tiro.

Por otra parte, al trasladar a la realidad los datos obtenidos con el cálculo del MPBR no sólo habrá que tener en cuenta el radio de la zona de impactos utilizado en dicho cálculo (4 cm. en el caso del fusil y 7’5 cm. en el caso de la pistola) sino también la precisión de la combinación arma-munición de la que hablábamos al principio. De esta forma, al hipotético PdI hay que añadir un posible desvío de 5 cm. a 100 m. o 10 cm. a 200 m. en el caso de un fusil de asalto y 1 cm. a 10 m., 2’5 cm. a 25 m. o 5 cm. a 50 m. en el caso de una pistola. No obstante, en el combate con armas de fuego, si se considera como la zona de impactos deseada un círculo de 20 cm. de diámetro (centro de masas de una amenaza), el PdI se encontraría dentro de dicha zona mientras el PdP se encuentre en su centro.

En conclusión, y para finalizar, la balística exterior, y más concretamente la trayectoria del proyectil, va a determinar algunas cuestiones de las que el tirador ha de ser consciente, como la relación entre el PdP y el PdI, la distancia de colimación y el MPBR.

Efectos de la LTC u BCO (Balística) PARTE 1

Efectos de la Longitud Total del Cartucho “LTC” (“COAL” Cartridge Over All Length) y Base del Cartucho a Ojiva (“CBTO – Cartridge Base To Ogive)

Muchos tiradores no son conscientes de los peligrosos efectos que el asiento de una bala profunda puede tener en la  presión y velocidad generada por un cartucho de rifle. El LTC es una variable que puede ser usada para mejorar la precisión. También se debe tener en cuenta en la munición que va a ser introducida en un cargador. En este artículo, exploraremos varios de los efectos del LTC, y que elecciones puede tomar el tirador para maximizar la efectividad de sus balas recargadas.

Armas deportivas y el Institute de fabricación de municiones (Ammunition Manufacturers’ Institute “SAAMI”) 

La mayoría de los manuales de recarga se basan en los estándares acordes al SAAMI. SAAMI ofrece las máximas presiones, LTC y muchas otras especificaciones y datos para cartuchos comerciales, de modo que los fabricantes de rifle, fabricantes de municiones, recargadores (domésticos) puedan estandarizar sus productos y que así puedan trabajar todos juntos. Como veremos más tarde en este artículo, estos estándares SAAMI están en muchos casos anticuados y pueden perjudicar seriamente el potencial y funcionamiento de un cartucho.

Imagen 1. Cuando la bala se asienta mas hacia afuera de la vaina queda mas espacio para la pólvora, esto permite a la punta conseguir mas velocidad en boca con la misma presión.

La profundidad a la que asienta la bala una variable importante en la ecuación de la precisión. En muchas casos, el SAAMI especifico que el LTC es más corto que lo que una persona que recarga (recargador) quiere en sus recargas para temas de precisión. En el caso donde un recargador asienta la bala de manera que el LTC es más largo que el especificado por el SAAMI, hay algunos efectos internos balísticos que ocurren que es importante para entender.

Los efectos de asentar en profundidad / LTC en Presión y Velocidad

El efecto primario de cargar un cartucho largo es que deja más volumen interno en el interior del cartucho. Este volumen interno extra tiene un efecto conocido; para una cantidad de pólvora cargada, habrá menos presión y menos velocidad producida al espacio suplementario vacío. Otra forma de verlo es que se tiene que usar más pólvora para alcanzar la misma presión y velocidad cuando la bala está asentada hacia afuera. De hecho, la pólvora suplementaria que pueda añadir a una bala asentada larga le permitirá alcanzar mayor velocidad con la misma presión que un cartucho asentado corto.

Cuando uno se para a pensarlo esto se vuelve más sensato. Después de todo, cuando asienta la bala larga y deja más espacio interno para pólvora, lo que está haciendo es crear un cartucho más grande incrementando el tamaño de la cámara de combustión. En la imagen 1 queda ilustrado el espacio extra disponible cuando la bala asienta larga.
Antes de sacar la conclusión de que sería una buena idea que dejaréis asentar las balas de forma más larga que la longitud de las especificaciones SAAMI, hay ciertas cosas que considerar.Geometría de la Garganta de la Recámara.

La recámara en un rifle tendrá una cierta longitud de garganta que dictará cuan larga puede asentarse una bala. La garganta es la parte avanzada de la recámara que no tiene estrías. La porción de bala que queda por fuera de la vaina ocupa la garganta. Ver imagen 2

Imagen 2. Geometría de la garganta de la recámara donde se muestra el salto de la bala a las estrías o al inicio de estrías.

La longitud de la garganta determina cuánto de la bala puede sobresalir de la vaina. Cuando un cartucho es introducido en la recámara y toca el principio del estriado, conocido como Cuello (Lads), esta se encuentra con mucha resistencia. Este LTC marca la longitud máxima a la que una bala puede ser asentada. Cuando una bala se asienta fuera para que toque las estrías, su movimiento inicial durante la ignición inmediatamente hace que se encuentre con una resistencia de grabado.


Apoyar una bala contra el inicio de la estría hace que las presiones sean considerablemente mas elevadas que si las dejamos una milésima de pulgada mas atrás que del inicio de estría.


Una práctica muy común en la recarga de precisión es establecer la LTC para que toque el inicio de las estrías,. Esto es una longitud de referencia que el recargador utiliza para buscar una profundidad de asiento óptima para la precisión. Muchas veces, la mejor profundidad para asentar la bala es tocando o muy cerca del inicio de estría. Sin embargo, en algunos rifles, la mejor forma de asentar la bala es 0.100 pulgadas o mas del inicio de estría. Esto simplemente es una variable que un recargador usa para encontrar la precisión en un rifle.


Considerar el cargador para el tamaño de las balas.


Es importante saber como vamos a utilizar la balas que recarguemos para saber si el uso de un cargador puede afectarnos, por ejemplo en caza o tiro táctico. Hay que asegurarse si la longitud del cartucho que recarguemos entra en el cargador. Medir nuestro cargador es un paso importante antes de recargar.


Los tiradores de precisión generalmente no utilizan el cargador por lo que permite mas opciones a la hora de modificar la longitud del cartucho.

Las especificaciones SAAMI COAL (Especificaciones de la LTC) limitan las opciones balísticas.

Es importante recordar que muchos rifles están desarrollados con especificaciones SAAMI y sus recamaras están diseñadas para municiones con la LTC estándar.

COMO AFECTA EL VIENTO SEGUN LA DISTANCIA

Tirador Barret

Viento. Muchas veces esta el diablo en los detalles que hace que un tirador se frustre. A menudo, el viento, es más o menos estimado por el tirador, debido a su fluidez. Mientras los métodos de medición de viento han recorrido un largo camino, sigue siendo el tirador el que toma la decisión correcta.

Esto significa, no sólo la comprensión de que el viento es más como olas en el océano con altos, bajos, y todo lo que haya en el medio. Pero también la comprensión de los asuntos donde el viento, las características geográficas y cómo pueden engañar en cómo interactuan con el viento.

Anteriormente hablamos de como afecta el viento según el tramo por el que vuela la bala (Donde afecta más el viento). Para valorar esto, el recorrido que hace la bala se divide en tres tramos. El primer tramo es el que corresponde al viento que afecta en la boca del cañón y hasta que esta empieza a ha coger altura, el segundo tramo corresponde al tramo en el que la bala vuela a mayor altura, y el tercer tramo es cuando vuelve a caer ya con menor velocidad que en los dos primeros tramos.

En el siguiente gráfico podemos ver una estimación de cuanto afecta el viento según el tramo en el que se encuentre la bala. Si nos fijamos a menos de 400 metros el viento inicial es el que mas afecta a nuestro disparo, pero no podemos descartar el viento del segundo y tercer tramo, que aunque afecta en un menor porcentaje, la proporción es muy similar. A 600 metros el viento inicial empieza a afectar menos que la suma de los vientos del segundo y tercer tramo. Pero como puedes ver no hay una gran diferencia si valoramos el viento del segundo y tercer tramo como una sola constante.

La conclusión que podemos sacar después de ver esta gráfica es la misma que sacamos en anteriores ocasiones. El tirador debe ver el viento en cada tramo y valorar si las intensidades son distintas o iguales, en caso de ser iguales podemos hacer una compensación basándonos en estos datos, pero si las velocidades y direcciones son distintas deberemos calcular con estos datos en que punto nos afectara mas.

Efecto del Viento Segun distancia

 

Influencia del viento a varias distancias

Factor de Forma (FORM FACTOR) La incognita que faltaba por entender del Coeficiente Balístico

Con lo que vais a leer espero que se entienda bien lo que es el “Form Factor” que corresponde a la incógnita i. Esto implica la calidad del proyectil, y si sabemos este dato podremos saber que bala es la mas indicada.
Para conocere el factor de forma de proyectiles del .308win y .338LM teneis el cuaderno de tiro “Tirador K” donde aparecen muchas puntas con su correspondiente factor de forma, longitudes de punta, Coeficientes Balísticos contrastados…. etc.

Para aquellos que no estén muy familiarizados con el BC G7, este es simplemente un coeficiente balístico que hace referencia al G7 de un proyectil estándar a diferencia del proyectil estándar del G1. El G7 es principalmente para las balas de larga distancia modernas, por lo que el G7 sera mas constante en las velocidades de distancias mas amplias comparado con el BC G1.

Como la Densidad Seccional (Sectional Density) y el Factor de Forma (Form Factor) comprometen al BCEn términos generales, el Coeficiente Balístico de una bala es la densidad seccional dividida por el factor de forma. La densidad seccional es fácil de calcular por que depende del calibre de la bala y su peso. Por ejemplo, la densidad seccional de una punta de 175 grain del .308 es: 175/7000(.308^2) = 0.264 (el peso de la bala se divide entre 7000 para convertirlo de grains a libras). Cualquiera con una calculadora de bolsillo puede calcular la densidad de una bala teniendo el calibre y el peso.

El factor de forma es la parte difícil por que requiere una medida del rozamiento de la bala, que esta relacionada con el perfil de la bala. En resumen, el factor de forma es el rozamiento de la bala dividido entre el rozamiento de una balas estándar. Cuando se trabaja con el BC G7, se divide el rozamiento de un proyectil en particular entre el rozamiento G7 de un proyectil estándar.

Un ejemplo (figure 2), una punta de 175 grain VLD junto a una punta G7 estándar

Si nos fijamos en los perfiles de las dos balas, sin considerar el calibre o el peso, ¿como te imaginarias el rozamiento de la Berger VLD (izquierda) comparandola con el rozamiento del estándar G7 (derecha)? Pues bien, la VLD tiene el culo de bote un poco mas corto, y una nariz mas embocada que el proyectil estardar G7, por lo que debe tener mas rozamiento. En cambio, el Factor de Forma G7 de esta VLD es 1.035. Que significa que el rozamiento de la VLD es 1.035 veces el rozamiento de G7 del proyectil estándar. (En otras palabras, 3,75% mas de rozamiento)

Para calcular el BC G7 de esta bala, simplemente divide la densidad seccional, 0.264 por el factor de forma de 1.035: .264/1.035 = .255

Una toma de contacto con el factor de forma.

En la siguiente tabla podéis ver unos ejemplos de balas con su correspondiente Factor de Forma de diferentes tipos de perfiles de rozamiento.

formfactors_chart1-179x300

La primera bala que aparece en la tabla tiene una cola de bote muy corta, y una ojiva corta con una punta bastante achatada. Esta bala tiene un factor de forma de 1.286, o un 28,6% mas de rozamiento que el estándar de G7 que se puede ver en el medio de la tabla.

La siguiente bala, la segunda, tiene una nariz mas larga (menos rozamiento), con una punta menos achatada (también menos rozamiento), pero aun tiene una cola de bote relativamente corta. Esta bala tiene una factor de forma de 1.036, o 3.6% mas rozamiento que el estándar G7.

La siguiente bala tiene una nariz larga (menos rozamiento). Fijaros que la longitud de la superficie no es importante en el factor de forma. Solo la longitud de la nariz, el perfil de la nariz, el diámetro de la punta, el ángulo del culo de bote y su longitud dictan cual sera el rozamiento de su factor de forma. Esta bala tiene un factor de forma de 1.006, lo que es solo 0.6% mas de rozamiento que el estándar de G7, esencialmente idénticas. Cuando esta punta tiene un factor de forma tan próximo a 1, tendrá el BC G7 muy próximo a su SD (Seccional Density) por que BC=SD/Factor de forma.

La siguiente es el Estandar de G7. El peso y el calibre de esta bala no es importante en el análisis del factor de forma.

Mas abajo es una bala con una nariz larga y cola de bote con un factor de forma de G7 de 0.993, una vez mas muy próximo al 1.000, pero un poco menos de rozamiento que el Estandar G7 (0.7% menos de rozamiento exactamente)

La siguiente es una bala con una nariz muy secante, una punta plana muy pequeña y una larga cola de bote. Esta bala tiene un Factor de Forma G7 de 0.933, que realmente es un rozamiento muy bajo. La ultima bala tiene una nariz muy similar a la que esta justo por encima pero tiene factor de forma de 0.923. eso es 7.7% menos de rozamiento que el estándar G7 y se considera muy bueno.

Aplicando el conocimiento del factor de forma, o: “¿que significa todo esto?”

Para todos los que hayáis leído hasta aquí. Gracias! vuestra atención sera recompensada.

Hemos hablado de que el Factor de Forma G7 es: un factor que se relaciona el rozamiento de cualquier bala con el rozamiento de un proyectil estándar G7. ¿Entonces por que es tan importante tener conciencia y comprensión del factor de forma? ¿No es esto para lo que es el BC, para hacer comparaciones entre balas con un simple numero? Es cierto que el BC es una medida util para saber el funcionamiento, pero hay un problema pero hay un problema con la utilización del BC’S solo para evaluar el funcionamiento balístico. El problema con el BC es que combina los efectos de la masa y el rozamiento en un numero. Por lo que si una bala tiene un BC alto, no podrás saber si es una bala de peso medio con un rozamiento muy bajo, o una bala muy pesada con un rozamiento muy alto. La razón de que esto es importante es porque si una bala tiene un BC alto solo por que es pesada, implicara que tenga una mala velocidad en boca y el funcionamiento de esta no sera tan buena como implica un alto BC.

Para ilustrar la importancia de esto, consideremos dos balas del calibre .30- Una de 175 grains con un perfil de rozamiento muy bajo (un Factor de Forma bajo). La otra es un bala de 190 grais con un perfil de rozamiento mas alto. Las mismas balas tienen el mismo BC, ¿que bala utilizarias para disparar, y por que?

En el ejemplo, la elección obvia es la de 175 grains por que conseguirás una velocidad en boca mayor y tendrá el mismo BC.

Las balas alcanzaran diferentes velocidades en boca dependiendo de su peso, con balas mas ligeras se conseguirán velocidades mayores que con balas pesadas. Esto hace difícil evaluar el funcionamiento balístico para las balas de pesos diferentes, solamente basados en su BC.

Sin embargo, el factor de forma es un indicador mas universal del funcionamiento potencial y la eficiencia de una bala. El factor de forma de una bala es, esencialmente, una medida de como eficiente es el vuelo de una bala, independientemente del peso de la bala.

Observando por encima la linea de las balas Berger, ejemplos de factor de forma bajos son:
– 6mm 95 grain VLD con un factor de forma de .923
– 6.5mm 140 grain VLD con un factor de forma de .918
– 7MM 180 grain Hybrid con un factor de forma de .924
– .338 300 grain Hybrid con un factor de forma de .895

En estos momentos, el factor de forma de la linea del calibre .30 de las Berger no son una buena comparación con otros calibres. El menor rozamiento de una bala del .30 solo tiene un factor de forma alrededor de .98. Mirando únicamente los BC, la debilidad del calibre .30 no es bastante evidente, pero un análisis de factor de forma muestra que el calibre puede ser obviamente excepcional.

Si alguna vez has oído a alguien el comentario de: “es un alto BC para su calibre y peso” esta simplemente diciendo que la bala tiene un rozamiento bajo, y un buen (bajo) factor de forma. Este tipo de balas son las que tienes que identificar por que son las que te darán el mejor funcionamiento, independientemente del peso y del calibre de la bala, y de que velocidad en boca (MV) puedas conseguir.

La masa de la bala básicamente retiene la velocidad en boca, lo que es una ventaja hablando en términos de funcionamiento balístico. Sin embargo, un rozamiento bajo hace que cualquier bala de cualquier peso sean mas eficientes a cualquier velocidad.

Si te preguntas como entender el factor de forma del G7 de varias balas, es bastante simple. Solamente divide la densidad seccional por el BC G7. Por ejemplo, considerando el calibre .30 y una bala de 175 grains como la usada antes en este ejemplo. Con una densidad seccional de .264, y el G7 .255. Entonces el factor de forma de G7 es .264/.255 = 1.035. De este modo, puedes calcular el factor de forma para cualquier bala si tienes el G7, y evaluar la eficacia de las balas en términos de factor de forma.

Corrientemente Berger y Lapua son las dos únicas empresas de balas que proporcionan el BC’S G7 para sus balas. Sin embargo, Bryan Litz a publicado un libro que experimentalmente ha medido el BC’S para más de 235 balas de muchas marcas, incluyendo sus factores de forma de G7. Si quieres ahorrarte algún tiempo haciendo cálculos, puedes coger el libro para ver una lista de todas las balas moderadas con sus factores de forma de G7.

Lo siguiente es una tabla que cataloga los factores de forma de G7 para todas las cola de bote de las Balas de Berger (el estándar G7 se aplican mejor a balas de cola de bote, mientras que el estándar G1 se aplica a la base plana).

Notaras que la densidad de forma y el BC’S varían para todas estas balas debido a los pesos diferentes y calibres. Es imposible saber con el BC solo si una bala es una bala buena para un calibre particular y UN peso.

Sin embargo, el factor de forma no tiene relación con el calibre y el peso, esto claramente indica el mérito del perfil de las balas, como esto se relaciona el bajo rozamiento y el funcionamiento balístico.

-El color rojo implica que el factor de forma es mayor a 1.000, el rozamiento es igual o mayor al del proyectil estándar G7.
-El color amarillo indica que el factor de forma esta entre 0.999 y 0.950, el rozamiento esta entre un 5% menos del proyectil estándar G7.
-El color verde indica que el factor de forma esta por debajo de 0.950, el rozamiento es inferior al 5% del proyectil estándar G7

Las balas con factores de forma en la categoría verde son de rozamiento sumamente bajo y bastante raras entre muchas varias marcas de balas de larga distancia. Puede ver que la línea de Berger tiene la concentración más alta ‘de verde’ en los 6.5 y 7mm calibres. Es una razón de por qué estos calibres son tan precisos en larga distancia, porque estos calibres tienen balas con el relativa mente altos BC’S para su calibre y peso; que es un efecto directo del factor de forma bajo (bajo rozamiento)

También notaras que factores de forma ‘verdes’ son totalmente ausentes, en la actualidad, del calibre .30. Esta deficiencia de balas de rozamiento bajos en calibre .30 ha sido identificada y diseños actuales en curso elevarán el funcionamiento de este calibre con diseños de factor de forma inferiores.

CONCLUSIÓN

  • El análisis de factor de forma puede ser muy útil cuando se considera el potencial de funcionamiento de las balas de larga distancia.
  • Basarse solo en el BC puede ser un dato engañoso por que incluye el calibre y el peso de la bala.
  • El factor de Forma indica cuanto rozamiento tiene la bala, que es algo muy importante a considerar para todas las balas y calibres.
  • A diferencia del BC, el conocimiento del factores de forma es universal entre todos los calibres y los pesos de balas. Un factor de forma de G7 de 0.920 es excelente para cualquier bala, sea .22 cal, 6mm, o .338.
  • El factor de Forma no depende del peso de la bala o el calibre.
  • La próxima vez que consideres el potencial de funcionamiento de una bala para disparos de larga distancia, asegúrate de preguntarte a ti mismo como es el factor de forma comparado con otras balas de su clase.

Balistica interna: ARMONICOS DEL CAÑÓN DE UN RIFLE

ARMÓNICOS DEL CAÑÓN DE UN RIFLE (Balística Interna)

Desde el momento que el gatillo es presionado y la aguja percutora golpea el pistón hasta que la bala sale de la boca del cañón, una serie de vibraciones comienzan en el rifle, y todas ellas se transmiten al cañón en varias magnitudes. Esto incluye efectos menores como cuando el disparador esta liberando la aguja percutora, como el movimiento de la aguja hacia delante, el golpeo del pistón y el cartucho moviéndose hacia delante. La pólvora se inflama y la bala comienza a moverse hacia delante se “engancha (engarza) en el cañón”. A causa del estriado del cañón, mientras la bala esta siendo empujada hacia delante, comienza a trasmitir, aunque pequeño, pero apreciable giro, pero mas importante cuando esta atravesando el cañón esta establece un modelo de vibración circular o en arco. El calor de la pólvora quemada con la ola de presión generada por la expansión de gases comienza otro modelo de vibración que se transmiten en el cañón.

Todos estos movimientos estresan el cañón y lo hacen vibrar con un numero diferente de modelos armónicos que si no son controlados harán que cada proyectil salga de la boca del cañón en un punto ligeramente diferente del arco vibracional.

Algunas personas hablan sobre el “latigazo” (whip) del cañón, que implica, simplemente, que el cañón vibre de arriba abajo como una fusta. Aunque haya vibraciones que viajan en esta dirección, las vibraciones principales son circulares. Si esto no fuera verdad, un grupo de 3 disparos siempre estaría en una linea vertical. Esto seria así por que la bala saldría en el momento que el “latigazo” esta arriba, otra en el momento que esta en el medio y otra en el momento que el “latigazo” esta abajo. Como sabemos esto raras veces ocurre, pero si esto ocurre, normalmente es causado por que el cañón se ha sometido a un gran estrés, como por ejemplo el causado por un exceso de presión contra el cañón o causado por un mal beding (encamado) por lo general del cañón.

Sten’s tuner

 

Barrel Tuner (Sintonizador de cañón)

La mayoría de grupos de 3 disparos que veréis tendrá una forma prácticamente triangular. Esto es a causa de que el rifle vibra al rededor de un “arco circular” y la bala sale, por ejemplo, a las 12 en punto, otra a las 4 en punto y la tercera a lo mejor sale a las 8 en punto. Cuanto mas grande sea el arco del cañón, menos preciso sera, y mas grande sera el triangulo.

Como regla, cuanto menos masa tenga el cañón, (cuanto mas fino) se vera mas afectado por las vibraciones, por esta razón un cañón “pesado” parece que dispara de forma mas consistente que un cañón normal y es mas fácil que se temple en temperatura. Un cañón mas corto pero con el mismo diámetro tendrá un movimiento de arco menos amplio.
Cuando sintonizas el cañón con un Accurizer o un Barrel Tuner (Sintonizador de cañón) lo que estas haciendo es cambiar la amplitud vibrational de la parte que esta “volando” al final del cañón, provocando que el arco vibrational o el circulo vibrational del cañón se haga cada vez mas pequeño y pequeño. Cuanto mas pequeño sea este circulo vibrational mas pequeño sera el grupo aunque la bala salga a las 12, 4 u 8, notaremos que el triangulo es menor.
Hasta hace pocos años, cuando dispositivos de control parar las vibraciones del cañón aparecieron en escena, la única forma de controlar esta vibraciones en el cañón que afectaban a la precisión de los rifles era la customizacion de la munición hasta conseguir una combinación de punta, piston, pólvora, y ajustes en profundidades que mejorase este armónico en ese rifle en particular mejorando los grupos.

SmartStock

Ahora, sin envargo, con el uso de SmartStock (Culata Inteligente), no es necesario para el tirador normal, el uso de munición customizada preparada para reducir este marco de precisión que antes se le atribuya la munición recargada.

Mientras usted use municiones bien hechas, ya sean recargadas o de fabricante, puedes sintonizar el armónico de su cañón con la munición que elija.

Si sirve de ejemplo, en cañón de 22 pulgadas, 7.2 libras y 3,17cm de diametro sin “flute” el angulo de salida de la bala a 100 yardas (91.44m) es de 1.5415 cm (0.6069in). Mientras que ese mismo cañón recortado a 14,6829 pulgadas quedando en un peso de 2,18kg (4,820lb) proboca un angulo un 70% menor o 3 veces menós, siendo de 0,458cm (0.1804in). Visto desde la boca del cañón veríamos un movimiento de 0.00278 inches en el cañón de 22″ y de 0.00052 en el cañón de 14,68 pulgadas.

Un cañón fluteado tiene una frecuencia natural menor (en Hz) que ese mismo cañón no fluteado. Puede llegar a triplicar el angulo de disparo. Siendo peor un cañón fluteado que un cañón liso en este tema.
Unos datos:
TIEMPO: El tiempo aproximado que tarda una bala a 1.005m/s (3300fps) en recorrer el cañón hasta salir, asumiendo que esta en constante aceleración, es de 0.0011 segundos. La velocidad del sonido en acero inoxidable 416 es de 4.267 ms (14,000fps) y la ola de estrés tiene tiempo de propagarse delante y atrás del cañón 4 o mas veces después de la ignición y mientras la bala viaja por dentro del cañón.
PERIODOS DE VIBRACIÓN: Como ejemplo, asumiendo que el modo 1 de frecuencia es de aproximadamente 100Hz tiene un periodo de vibración de 0.010 segundos. Por lo tanto el tiempo que se toma el cañón para hacer su primera oscilación ascendente es un cuarto de periodo o aproximadamente 0.0025 segundos. Este es aproximadamente el tiempo que la bala tarda en salir. El modo 2 de vibración tiene un periodo de aproximadamente 0.0002 segundos y podria estar en su decimotercera vez en lo alto de la oscilación, en el periodo 12.25 de la oscilación, o sobre los 0,0025 segundos. Estos dos modos podrían añadir y amplificar el ángulo de salida deboca del cañón cerca del pico de su oscilación ascendente, en el momento de la salida de bala. El sintonizador (tuner) podría ser ajustado para cambiar ligeramente las dos frecuencias de modo que se refuercen cada uno en el momento de la salida de bala.
OSCILACIÓN VERTICAL: Debido al peso del cañón y la gravedad el cañón tiene un angulo que tiende hacia abajo, pero en el momento del disparo los propios gases de la bala y la bala pasando por el cañón levantan la boca ya que estiran el cañón como si fuese una manguera doblada y la metieramos gas a presión esta se pondría derecha.

VELOCIDAD DE LA BALA Y EL MOMENTO PERFECTO: A veces no se trata de eliminar la oscilación sino de buscar una recarga o bala que haga que salga de nuestro cañón en el momento preciso entre pico y pico y no justo en el pico en el que la oscilación se encuentra en el máximo extremo

En este video podemos ver la importancia que se le da a un sintonizador de cañón y el motivo, donde nos enseñaran que resultado se obtiene con el uso de un Tuner

WEBS DE INTERES EN INGLES:

Armónicos de un cañón a 82Hz

COEFICIENTE BALÍSTICO CAL .50 MUNICION NM241

Muchos sois los que me habéis pedido el coeficiente balístico de esta munición, aquí os dejo los datos para cañones de 29 pulgadas y de 45 pulgadas

El G7 es de 0,370

El G1 es de 0,718

Recordar utilizar bien el modelo de G1 o G7 en vuestros programas balísticos.

SOBRE LOS DATOS QUE OS PIDEN LOS PROGRAMAS BALÍSTICOS Y SOBRE EL G1 Y G7 HACER CLIC EN LOS SIGUIENTES ENLACES
(G1 vs G7)
(Programas Balísticos)

Coeficiente BalIstico NM241

Dispara Preciso - Dispara Lejos

Una frase simple que pretende transmitir la esencia de conseguir un disparo lo más preciso posible, con todo los conocimientos que son necesarios para lograrlo, ya que disparar puede hacerlo cualquiera, pero hacerlo preciso te convertirá en un tirador experto. Una vez consigas disparar preciso, entonces podrás disparar lejos.