Category Archives: Balística Exterior

Estimación del viento – Principios y técnicas básicas

Fuente: Armas.es

Está claro que lo primero que debemos conocer del viento, para hacer una estimación correcta del mismo, es su comportamiento y movimiento. El movimiento del viento es muy parecido al del agua, en su acomodo a la orografía. Seguramente todos guardamos imágenes de como el agua discurre montaña abajo. Si nos fijamos vemos que no discurre en línea recta, sino que sortea los obstáculos eligiendo la trayectoria más fácil, serpenteando los impedimentos. Puede que en algún punto llegue a bifurcarse o que incluso retroceda de forma temporal. Pues el viento se comporta de forma similar y es necesario comprenderlo para poder ser precisos cuando lo calculemos.

Lo más importante a la hora de estimarlo, es tener siempre presente que las circunstancias que concurran en nuestra posición de tiro son irrelevantes. Por ejemplo, podemos estar apostados en el interior de un bosque observando una pieza en una ladera abierta. La incidencia del viento en nuestra posición es intrascendente, porque el bosque ofrece una protección contra el mismo. Si hacemos un análisis del viento en nuestro puesto, está claro que nada tendrá que ver con la realidad de fuera del bosque hasta nuestra pieza. Es por ello deberemos tener en cuenta el viento en ese tramo y el que pueda haber en el área de nuestro objetivo.

Fuerza – Velocidad del viento

La fuerza o velocidad del viento puede ser segmentada en cinco categorías, basadas en los efectos del mismo sobre el entorno:

Suave, 0 – 5 mph (0 – 8 km/h). El viento apenas se siente, pero si es detectable. Moderado, 6 – 10 mph (10 – 16 km/h). El viento se siente ligeramente en la cara, las ramas y pequeños árboles se mueven. Fresco, 11 – 15 mph (18 – 24 km/h). El viento levanta el polvo, papeles y los restos más ligeros de basura. Las pequeñas ramas de los árboles están en constante movimiento. Fuerte, 16 – 20 mph (26 – 32 km/h). El viento provoca el vaivén de la mayoría de los árboles. Muy fuerte, 21 - +25 mph (34 - +40 km/h). El viento provoca el vaivén de los árboles más grandes y el zumbido en las inmediaciones de cables de alta tensión y líneas telefónicas.

Dirección del viento

Para referirse a la dirección del viento lo más habitual es utilizar la esfera de un reloj. El tirador se encuentra en el centro de la esfera y se utilizan seis valores que se identifican con diferentes áreas. Estos valores vienen a indicar el peso o influencia del viento en la trayectoria de la bala.

Sin valor (0 o nulo) – Se refiere al viento que sopla a las 6 y a las 12. Este tipo de viento tiene muy poco o ningún efecto sobre el proyectil. Cuarto de valor (0,25) – Corresponde al viento que sopla a 15°, 165°, 95° y 345°. Siguiendo nuestras referencias horarias: a las 12:30, 5:30, 6:30 y 11:30. Este tipo de viento tiene poco efecto sobre la bala debido al ángulo. Medio valor (0,5) – Es cuando el viento sopla desde 1, 5, 7 y 11 en punto, correspondiéndose con 30°, 150°, 210° y 330° respectivamente. Tres cuartos de valor (0,75) – Se corresponde con vientos desde 1:30, 4:30, 7:30 y 10,30 (45°, 135°, 225° y 315°). 9/10 de valor (0,90) – Son vientos que soplan desde las 2, 4, 8 y 10 (65°, 115°, 245° y 295°). Valor completo (1) – Viento lateral soplando desde las 3 o las 9. Esta dirección del viento es la que más influye sobre la trayectoria del proyectil, empujándolo lateralmente con toda su fuerza.

reloj viento

Gráficamente el peso del viento sobre nuestro proyectil según dirección

Técnicas de medición del viento

A diferencia de las técnicas de cálculo de la distancia, que pueden ser sustituidas casi al completo por los modernos telémetros, en este caso ante la necesidad de evaluar una variable que no es uniforme en la distancia, las técnicas manuales siguen teniendo un gran importancia para tiradores y cazadores. Entre otras cosas porque algunas de ellas, nos permiten estimar el viento a diferentes distancias, más allá de nuestra posición de tiro.

Utilización de estaciones meteorológicas

De un tiempo a esta parte se han popularizado este tipo de dispositivos, que no han sido ajenos al desarrollo tecnológico. Ofrecen de una manera rápida y sencilla una gran cantidad de información sobre las condiciones medioambientales. Incluso últimamente ya poseen conexión con algunos telémetros de gama alta a través de bluetooth, caso por ejemplo del BUSHNELL ELITE 1 MILE CONX que es compatible con las estaciones KESTREL dotadas de ese protocolo de comunicación. De esta manera el telémetro se convierte en una pequeña computadora de tiro, que nos ofrece la corrección teniendo en cuenta no sólo la distancia sino también los datos que le envía la estación. El problema es que los datos de medición que le llegan son de nuestra posición de tiro, que no tienen por qué coincidir con las condiciones de viento de la trayectoria de nuestra bala.

75 cálculo viento con estación opt

Calculando el viento con una estación meteorológica

Técnica de la caída

El uso de esta técnica es sencillo, simplemente sujetaremos algo como una pequeña pieza de ropa, pañuelo o trozo de papel arrugado a la altura de nuestro hombro y lo dejaremos caer. Nos fijaremos donde toca el suelo por primera vez. A continuación estimaremos el ángulo entre nuestro brazo-cuerpo con respecto al punto de caída. Si por ejemplo estimamos 45 grados, dividiremos ese número por 4, el resultado es 12,5. Este número es la velocidad del viento en mph, 11,25 mph. En el caso de querer conocer el resultado en km/h dividiremos los grados entre 2,5, el resultado serán 18 km/h. Este valor se corresponde con lo que hemos categorizado antes como viento “fresco”.

Método de la bandera

Este método es útil en un campo de tiro señalizado con banderas o si podemos localizar algún objeto que haga o emule dicha función, como puede ser la ropa tendida. Estos indicadores pueden dar una estimación del viento en las inmediaciones de ese objeto.

La fórmula es exactamente igual a la usada en el método de la caída, la única diferencia es que el ángulo a medir es de la bandera o ropa con respecto al poste. Como en el caso anterior nos serviremos de otro sencillo ejemplo, si el ángulo es de 80° la velocidad será 75/4= 18,5 mph o 75/2,5= 30 km/h. Esta fuerza de viento se corresponde con la categoría “fuerte”.

75 Banderas opt

Banderas y su posición con respecto al mástil delatan la fuerza del viento

Método del espejismo o de las ondas de calor

Es un método efectivo para calcular la dirección del viento y la fuerza del mismo. La técnica consiste en fijar nuestra atención en un punto medio entre nosotros y el objetivo. Por ejemplo, si nuestra pieza a abatir está a 700 yardas/metros, utilizaremos nuestro visor o telescopio de observación para visualizar un punto cualquiera a 350 yardas/metros. Obviamente habremos dejado de enfocar al objetivo y nos concentraremos en el punto elegido donde observaremos las ondas de calor que emanan del suelo. A continuación trataremos de identificar las ondas de calor con los siguientes patrones para hacer una estimación.

Patrón 1. Muestra la ausencia de viento o de un viento que sopla desde la 6 o las 12 en punto. Es decir un viento sin valor o viento nulo. Patrón 2. Representa como se verían las ondas de calor con un viento de 1 – 3 mph (1,6 – 4,8 km/h). El ángulo que forma con el suelo es de aproximadamente 60° con respecto a la vertical. Patrón 3. En este caso el patrón representa un viento de 4 – 7 mph (6,4 – 11, 2 km/h). Como observamos las líneas forman un ángulo de 45°. Patrón 4. Las ondas de calor forman un ángulo de 90 grados, la velocidad que representa se corresponde con 8-12 mph (12,9 – 19,3 km/h). Por encima de estas velocidades, este método no nos puede ofrecer más información. Si mientras estamos empleando esta técnica vemos que las ondas que estaban formando un ángulo de forma más o menos constante súbitamente comienzan a ascender verticalmente, debemos esperar antes de disparar. Ya que inmediatamente comenzará lo que se conoce como ráfagas de viento racheado, con cambios de dirección intermitentes. Lo recomendable en este caso es detenerse hasta que se produzca una estabilización del viento.

Patrones Ondas de Calor

Patrones de referencia de las ondas de calor

Múltiples velocidades del viento

Como en el caso de la estimación de la distancia, el calcular la media de es siempre una buena técnica que proporciona una estimación precisa. Algo que es aplicable al cálculo medio de diferentes vientos a diferentes distancias. Vamos a emplear un ejemplo como en los casos anteriores. Si por ejemplo estamos apuntando a un objetivo situado a 700 m y la velocidad del viento entre la posición de tiro y el punto medio (350 m) la estimamos en 13 mph, pero la velocidad cae a 7 mph entre los 350 m y los 700 m. debido a por ejemplo un cinturón de árboles próximo. En términos absolutos el viento total será la media de ambos, es decir Vt=(13+7)/2= 10.

Ahora que tenemos el viento en términos absolutos debemos aplicar el factor de corrección que determina su dirección. Si por ejemplo sopla a las 5 (siguiendo las analogía de la esfera del reloj), tendremos que el viento actúa sobre el proyectil con una fuerza de 10 mph, el resultado de aplicar el factor 0,5 al resultado antes obtenido, 20 mph x 0,5 = 5 mph.

Una última consideración al respecto, cuando estemos efectuando disparos en situaciones con múltiples vientos, deberemos elegir el momento del disparo cuando los vientos se muestran más consistentes. Bien de fuerza constante o calma momentánea, es decir, tenemos que buscar nuestra ventana de oportunidad.

¿Cómo se traslada la velocidad del viento a la retícula del visor?

Una vez conocida la velocidad del viento, vamos a ver como se traslada la misma a MOAs en nuestra retícula y por tanto cuanto debemos girar nuestra torreta de deriva. Para ello deberemos convertir la velocidad del viento en MOAs. Como ya hemos explicado en varios artículos una 1 MOA a 100 yardas subtiende un arco de 1,145 pulgadas que para simplificar los cálculo se estima en una pulgada, ese mismo MOA a 100 m se corresponde con 2,9 cm aunque habitualmente se hace coincidir con 3 cm para facilitar los cálculos. A 200 yardas ese mismo MOA subtiende 2” o 6 cm si son 200m, etc. Como bien sabemos estas medidas nos permiten corregir nuestros impactos utilizando los clicks de las torretas.

Una vez conocida la velocidad del viento deberemos convertirla a MOAs empleando la siguiente fórmula: MOAs de Corrección = (Distancia en segmentos de cien metros x Velocidad del viento en mph)/ C. Siendo C una constante que varía dependiendo de la distancia de tiro de acuerdo a los siguientes valores:

Para distancias de 100 a 500 m, C=15. Para una distancia de 600 m, C= 14 Para distancias de 700 – 800 m, C= 13 Para una distancia de 900 m, C= 12 Para una distancia de 1.000 m, C=11

De nuevo vamos a verlo mejor con un par de ejemplos, primero supongamos que nuestro objetivo está situado a 700 m y la velocidad estimada del viento es 11 mph soplando a las 3 de derecha a izquierda. El cálculo quedaría de la siguiente manera: MOAs corrección = (7 x 11)/13 = 5,92 minutes, aproximadamente 6 MOAs. Por tanto deberemos compensar este desplazamiento hacia la izquierda con tantos clicks como sean necesarios a la derecha hasta completar 6. Si nuestra torreta esta graduada en cuartos de MOA, serán 24 clicks a la derecha.

Supongamos ahora que en un momento dado ese mismo viento cambia de dirección y ahora está soplando desde la 1 en punto (30 grados). La ecuación será la misma, nada más que al resultado deberemos corregirlo con el peso o influencia real del viento sobre el proyectil, en este caso 0,5. Por tanto el resultado serán 2,96 MOAs, lo que representará una corrección de 12 clicks.

Lógicamente podremos utilizar la retícula para corregir el disparo sin tener que interactuar con la torreta de deriva, en un proceso que será sin duda más rápido. En este último caso si nuestra retícula está graduada en MOAs deberemos apuntar al objetivo con 2,96 MOAs, en la práctica 3 MOAs desplazados a la derecha, es decir deberemos apuntar con la cruceta de la retícula a la derecha, con el desplazamiento antes citado.

Finalmente y aunque pueda parecer una obviedad, seguro que alguno de nuestros lectores ya lo habrá pensado, hay una técnica que nos puede permitir eliminar los problemas del viento. Esta nos es otra que cambiar nuestra posición siempre que es que es posible, esto lógicamente no será viable en una competición de tiro de F-Class, pero igual sí lo es si estamos recechando una pieza y podemos variar nuestra aproximación a la misma.

COMO AFECTA EL VIENTO SEGUN LA DISTANCIA

Tirador Barret

Viento. Muchas veces esta el diablo en los detalles que hace que un tirador se frustre. A menudo, el viento, es más o menos estimado por el tirador, debido a su fluidez. Mientras los métodos de medición de viento han recorrido un largo camino, sigue siendo el tirador el que toma la decisión correcta.

Esto significa, no sólo la comprensión de que el viento es más como olas en el océano con altos, bajos, y todo lo que haya en el medio. Pero también la comprensión de los asuntos donde el viento, las características geográficas y cómo pueden engañar en cómo interactuan con el viento.

Anteriormente hablamos de como afecta el viento según el tramo por el que vuela la bala (Donde afecta más el viento). Para valorar esto, el recorrido que hace la bala se divide en tres tramos. El primer tramo es el que corresponde al viento que afecta en la boca del cañón y hasta que esta empieza a ha coger altura, el segundo tramo corresponde al tramo en el que la bala vuela a mayor altura, y el tercer tramo es cuando vuelve a caer ya con menor velocidad que en los dos primeros tramos.

En el siguiente gráfico podemos ver una estimación de cuanto afecta el viento según el tramo en el que se encuentre la bala. Si nos fijamos a menos de 400 metros el viento inicial es el que mas afecta a nuestro disparo, pero no podemos descartar el viento del segundo y tercer tramo, que aunque afecta en un menor porcentaje, la proporción es muy similar. A 600 metros el viento inicial empieza a afectar menos que la suma de los vientos del segundo y tercer tramo. Pero como puedes ver no hay una gran diferencia si valoramos el viento del segundo y tercer tramo como una sola constante.

La conclusión que podemos sacar después de ver esta gráfica es la misma que sacamos en anteriores ocasiones. El tirador debe ver el viento en cada tramo y valorar si las intensidades son distintas o iguales, en caso de ser iguales podemos hacer una compensación basándonos en estos datos, pero si las velocidades y direcciones son distintas deberemos calcular con estos datos en que punto nos afectara mas.

Efecto del Viento Segun distancia

 

Influencia del viento a varias distancias

Temperatura, velocidad inicial y un lío balístico (Intro)

 

Es bien sabido que la temperatura de la munición afecta a la velocidad inicial desarrollada por los proyectiles al abandonar el cañón. Todos los tiradores de precisión con un nivel básico pueden afirmar esto con tan solo utilizar la lógica u observando la diferencia entre los puntos de impacto de sus disparos a larga distancia en verano e invierno.

La precisión de un cronógrafo es la habilidad para resolver el valor verdadero de la desviación estándar de un grupo de disparos. 

Bryan Litz

Autor de “Modern Advancements In Long Range Shooting”, Applied Ballistics

Utilizando la lógica, si la munición se calienta, es posible que haya más presión en recámara, la descomposición de la carga de proyección sea más rápida y por lo tanto el proyectil salga empujado a más velocidad.

Por otro lado, atendiendo a nuestras experiencias, si comparamos los resultados entre invierno y verano en nuestro habitual campo de tiro, tendremos la sospecha de que, con los mismos datos, los disparos impactan más altos o más bajos. Si además utilizamos municiones que tienen cargas de proyección de calidades medias esos cambios serán más evidentes.

¿Hasta qué punto importa?

Todos los tiradores de precisión saben que cualquier cambio, por pequeño que sea, tendrá poca o mucha relevancia sobre el lugar de impacto de los proyectiles, dependiendo del tipo de cambio que sea.

Como ejemplo, la diferencia entre utilizar o no un supresor, puede afectar ligeramente al punto de impacto, pero no a la trayectoria del proyectil. Es decir, un cambio………………

SEGUIR LEYENDO EN escuela3armas.com

EL VIENTO – PARTE 1 POR ENRIQUE CABRERA ORTI – CAZA A LARGA DISTANCIA

PARTE 1
Caza a Larga Distancia por Enrique Cabrera Orti
EL VIENTO NIVEL AVANZADO

En esta segunda tanda, lo primero que vamos a ver es el viento. !menudo enemigo!.

En tiros a larga distancia la principal incógnita es la propia distancia, y en segundo lugar sin lugar a dudas, es el viento.

Como el gran problema de la distancia lo resolvemos, de forma indiscutible, con los modernos medidores “Range finder”, El primer puesto de las incógnitas que tecnológicamente aún no hemos resuelto, es la afetación del viento en la trayectoria de la bala. Por eso en tiro a larga distancia, el viento es la estrella, NEGRA, pero la estrella. Y en una exposición sobre el tiro a larga distancia, siempre será el principal caballo de batalla.

Pero, ¿Por qué le doy tanta importancia al el Viento?

De nuevo, volvemos a usar el programa WEZ, que nos va a dar una idea de la afectación del viento en la probabilidad de impacto en una diana.

De igual manera que ya hemos hecho anteriormente, vamos a analizar dos supuestos: diana a 700 yardas en color verde y diana a 1000 yardas en color azul.

En el grafico, realizado con el programa WEZ.
Relacionamos porcentaje de acierto en las dianas (eje vertical), con error en la lectura del viento medido en Millas por hora (eje horizontal).

Podemos apreciar que las líneas tienen una pendiente ascendente, sensiblemente homogénea, hasta cerca del error en la medida del aire de +-1,5, donde la pendiente pasa a ser bastante horizontal.

La pendiente homogénea nos indica que conforme disminuimos el error en la medida del aire, el porcentaje de acierto aumenta. Eso ocurre hasta donde cambia de pendiente, +-1,5 MPH, donde ya aunque disminuyamos el error en la lectura del viento, no aumentamos sensiblemente el porcentaje de impactos.

En este otro cuadro, podemos ver la clasificación de la destreza en la lectura del viento que puede tener un tirador, con respecto al estado y condición del viento. Es una clasificación realizada por los expertos Americanos.

Condiciones tanto ambientales como orográficas, pueden ser: Fáciles, medias y difíciles y  la calificación del tirador será como novato, medio o de elite.

Yo creo que los expertos Americanos son muy optimistas, pues a mi parecer y según este cuadro, todos somos novatos, creo que es muy difícil leer la velocidad del viento dentro del rango de las 5mph en condiciones ambientales  y orográficas difíciles.

Fijémonos en un error de +- 5pmh. Los impactos forman una nube, similar a la elipse que ya calculamos anteriormente. Y además   nos hunde el porcentaje de impacto al 48%, menos de uno de cada dos disparos impactarán en la diana, (zona de muerte de un corzo). Mientras que si fuésemos capaces de hacer una lectura perfecta del viento, nuestras probabilidades de impacto serían del 100%.


Como podemos apreciar la variación en el error que cometemos al leer el viento, tiene una devastadora influencia en la probabilidad de impactar en nuestra diana.  Reducir ese error, influye más que cualquier otra cosa, en la probabilidad de éxito.

En todos y cada uno de los tiros a media o larga distancia (como queramos llamarles) y mucho más si son más lejos, al igual que sabemos que tenemos que elevar nuestra torreta, también tendremos que corregir la torreta lateral. En todos y cada uno.

Vuelvo a insistir que la variable “Viento” es totalmente distinta a las incertidumbres o errores como son la medida de longitud, la medida en la velocidad de la bala, o las condiciones atmosféricas (temperatura presión, etc),

Todas ellas las podemos medir, y tenemos a nuestro alcance la tecnología adecuada para su correcta medición. Pero para el viento no. Por eso yo lo denomino “la estrella Negra”.
El viento es el aire en movimiento (no os riais de la perogrullada), es un fluido muy dinámico, cambia continuamente, no tiene ni la misma densidad, ni velocidad, ni dirección, metro a metro, conforme nos vamos alejando, y nuestra bala viaja hacia su destino.

En larga distancia hay distintos vientos desde nuestra posición, hasta nuestro objetivo.

La bala se desviará de la dirección que lleva hacia su objetivo, por las acumulativas desviaciones de todos y cada uno de los tramo del viento que hay a lo largo de su trayectoria. Por esa razón, en tiro a larga distancia, el viento está definido como la variable más difícil, que no se puede medir.

Como teoría básica, si el aire nos viene de la izquierda la bala se desvía a la derecha y si el aire nos viene de la derecha la bala se desvía a la izquierda.


Enrique Cabrera Orti, un fantástico tirador Español y bellísima persona que comparte sus conocimientos con todos los tiradores.

Dispara Preciso - Dispara Lejos

Una frase simple que pretende transmitir la esencia de conseguir un disparo lo más preciso posible, con todo los conocimientos que son necesarios para lograrlo, ya que disparar puede hacerlo cualquiera, pero hacerlo preciso te convertirá en un tirador experto. Una vez consigas disparar preciso, entonces podrás disparar lejos.