Category Archives: sniper

PARALAJE VS CORRECCION DE DIOPTRIAS

Todos los sistemas ópticos (lentes y sus combinaciones: telescopios, prismáticos, catalejos, visores…) se basan en el mismo principio: aumentan el tamaño visual de los objetos a los que se dirigen y cuya luz reflejada pasa a su través.
Esto se consigue por el principio de refracción de la luz a su paso por un medio más denso que el ire, que “dobla” los rayos de luz hacia un punto que se llama foco, y que es distinto para cada lente o  grupo de lentes determinado.
 
La imagen virtual que se forma en ese punto se dice que está en el “plano focal” del sistema.
Para que podamos verla con nitidez tenemos que “enfocar” la imagen. Esto no es más que situar el plano focal del sistema en el mismo plano focal que nuestra retina.
Si la imagen la vemos “desenfocada” es que el plano focal del sistema está un poco por delante o por detrás de nuestra retina.
 
En una óptica digamos convencional (telescopio o prismático) solo necesitamos enfocar el objeto en la retina, por eso estos sistemas solo tienen un mando de enfoque.
En un visor telescópico aparece un elemento adicional, que es la retícula.

Para que todo funcione bien el objeto a visualizar tiene que estar en el mismo plano focal que nuestra retina y, además, la retícula también tiene que estar en ese mismo plano. Es decir, en un telescopio enfocamos un objeto pero en un visor tenemos que enfocar dos.
 
Por eso los visores telescópicos tienen dos mandos de enfoque: el mal llamado corrector de paralaje y el mal llamado corrector de dioptrías. Aunque en cierto modo también son nombres correctos, no son exactamente eso porque  en realidad, como dije antes, los dos tienen el mismo fin: enfocar dos objetos en la retina.
 
El primero (paralaje) enfoca el objeto y el segundo (dioptrías) enfoca la retícula. Este es el único misterio de un visor telescópico.
 
Cambiamos de tercio:
El paralaje es la diferencia aparente de posición de un objeto cuando se referencia a otro que está más cerca. Esto se ve muy bien simplemente cuando pones un objeto cercano delante de otro que está más lejos y los miras alternativamente con un ojo y con el otro. Lo que se observa es que el objeto cercano aparentemente cambia de posición con respecto al fondo.
 
En un visor, si no enfocamos correctamente los dos elementos (Objetivo y Ocular) en el mismo plano focal, es decir, no enfocamos perfectamente los dos objetos (blanco y retícula), lo que está pasando es que el plano focal de la retícula puede quedar ligeramente adelantado o retrasado con respecto al plano focal del objeto, creando esta diferencia de distancias que, al mirar a través del sistema nos puede dar un error de paralaje si no tenemos el único ojo con el que miramos perfectamente alineado con el eje óptico.
 
Esto se comprueba muy fácilmente moviendo muy ligeramente el ojo dentro del campo de visión del visor: si la imagen del fondo (el blanco) parece moverse con respecto a la retícula, es que no hemos enfocado correctamente los dos elementos. Esto producirá diferencias en la apreciación del centro del blanco y dependiendo de la posición de la cabeza (del ojo mejor dicho) los disparos irán desviados en la dirección en la que la movamos. En ocasiones veremos la retícula perfectamente alineada con el centro del blanco pero el disparo irá desviado. Este es el problema del paralaje.
 
Teóricamente, si somos capaces de alinear nuestro ojo con la posición de la cabeza en la culata siempre de la misma forma, el error de paralaje se minimiza mucho. Este es el principio del diópter, que sin llevar óptica garantiza la alineación correcta de los elementos de puntería.
La corrección de paralaje, entonces, se ha de hacer con los dos elementos de los que disponemos en un visor telescópico que son el objeto propiamente dicho (el blanco) y la retícula. Esto garantiza la alineación perfecta como en el diópter.
 
He de decir que a más aumentos, el error de paralaje se magnifica, por lo que en ocasiones es mejor disponer de menos aumentos y a cambio tener elementos de referencia en la retícula que nos ayuden a centrar adecuadamente el objeto (mil dots, retículas plex…)
 
El procedimiento más correcto para enfocar bien con un visor es:
 
1.- Poner muchos aumentos y apuntar a un objeto cercano para obtener una imagen muy borrosa y lo más clara posible.
2.- Utilizar la corrección ocular (dioptrías) para enfocar perfectamente la retícula. Bloquear este control.
3.- Bajar un poco los aumentos y utilizar la corrección del objetivo (paralaje) para enfocar perfectamente un objeto lo más lejano posible. Bloquear este control.
4.- Poner los aumentos con los que queramos disparar y apuntar al blanco. Corregir en este momento el enfoque del objetivo. No tocar el del ocular.
 
Es también importantísimo que cuando miramos por el visor la imagen sea completa, ocupando todo el campo de visión de la lente ocular. Esto se nota porque no habrá sombras por ningún sitio del campo de visión y la imagen ha de aparecer brillante, sin deformar y con la retícula bien contrastada. Así también ayudamos a que un posible pequeño error en el enfoque (la vista engaña mucho y se inventa cosas cuando no lo tiene claro) se haga despreciable.
 
Apuntar con un visor telescópico puede parecer sencillo, pero hay que tener en cuenta estos conceptos tanto en la fase de preparación del equipo (puesta a punto inicial a la distancia de disparo) como en todos y cada uno de los subsiguientes disparos. Un pequeño error a grandes distancias provocará una dispersión grande de los disparos.

Efectos de la LTC u BCO (Balística) PARTE 1

Efectos de la Longitud Total del Cartucho “LTC” (“COAL” Cartridge Over All Length) y Base del Cartucho a Ojiva (“CBTO – Cartridge Base To Ogive)

Muchos tiradores no son conscientes de los peligrosos efectos que el asiento de una bala profunda puede tener en la  presión y velocidad generada por un cartucho de rifle. El LTC es una variable que puede ser usada para mejorar la precisión. También se debe tener en cuenta en la munición que va a ser introducida en un cargador. En este artículo, exploraremos varios de los efectos del LTC, y que elecciones puede tomar el tirador para maximizar la efectividad de sus balas recargadas.

Armas deportivas y el Institute de fabricación de municiones (Ammunition Manufacturers’ Institute “SAAMI”) 

La mayoría de los manuales de recarga se basan en los estándares acordes al SAAMI. SAAMI ofrece las máximas presiones, LTC y muchas otras especificaciones y datos para cartuchos comerciales, de modo que los fabricantes de rifle, fabricantes de municiones, recargadores (domésticos) puedan estandarizar sus productos y que así puedan trabajar todos juntos. Como veremos más tarde en este artículo, estos estándares SAAMI están en muchos casos anticuados y pueden perjudicar seriamente el potencial y funcionamiento de un cartucho.

Imagen 1. Cuando la bala se asienta mas hacia afuera de la vaina queda mas espacio para la pólvora, esto permite a la punta conseguir mas velocidad en boca con la misma presión.

La profundidad a la que asienta la bala una variable importante en la ecuación de la precisión. En muchas casos, el SAAMI especifico que el LTC es más corto que lo que una persona que recarga (recargador) quiere en sus recargas para temas de precisión. En el caso donde un recargador asienta la bala de manera que el LTC es más largo que el especificado por el SAAMI, hay algunos efectos internos balísticos que ocurren que es importante para entender.

Los efectos de asentar en profundidad / LTC en Presión y Velocidad

El efecto primario de cargar un cartucho largo es que deja más volumen interno en el interior del cartucho. Este volumen interno extra tiene un efecto conocido; para una cantidad de pólvora cargada, habrá menos presión y menos velocidad producida al espacio suplementario vacío. Otra forma de verlo es que se tiene que usar más pólvora para alcanzar la misma presión y velocidad cuando la bala está asentada hacia afuera. De hecho, la pólvora suplementaria que pueda añadir a una bala asentada larga le permitirá alcanzar mayor velocidad con la misma presión que un cartucho asentado corto.

Cuando uno se para a pensarlo esto se vuelve más sensato. Después de todo, cuando asienta la bala larga y deja más espacio interno para pólvora, lo que está haciendo es crear un cartucho más grande incrementando el tamaño de la cámara de combustión. En la imagen 1 queda ilustrado el espacio extra disponible cuando la bala asienta larga.
Antes de sacar la conclusión de que sería una buena idea que dejaréis asentar las balas de forma más larga que la longitud de las especificaciones SAAMI, hay ciertas cosas que considerar.Geometría de la Garganta de la Recámara.

La recámara en un rifle tendrá una cierta longitud de garganta que dictará cuan larga puede asentarse una bala. La garganta es la parte avanzada de la recámara que no tiene estrías. La porción de bala que queda por fuera de la vaina ocupa la garganta. Ver imagen 2

Imagen 2. Geometría de la garganta de la recámara donde se muestra el salto de la bala a las estrías o al inicio de estrías.

La longitud de la garganta determina cuánto de la bala puede sobresalir de la vaina. Cuando un cartucho es introducido en la recámara y toca el principio del estriado, conocido como Cuello (Lads), esta se encuentra con mucha resistencia. Este LTC marca la longitud máxima a la que una bala puede ser asentada. Cuando una bala se asienta fuera para que toque las estrías, su movimiento inicial durante la ignición inmediatamente hace que se encuentre con una resistencia de grabado.


Apoyar una bala contra el inicio de la estría hace que las presiones sean considerablemente mas elevadas que si las dejamos una milésima de pulgada mas atrás que del inicio de estría.


Una práctica muy común en la recarga de precisión es establecer la LTC para que toque el inicio de las estrías,. Esto es una longitud de referencia que el recargador utiliza para buscar una profundidad de asiento óptima para la precisión. Muchas veces, la mejor profundidad para asentar la bala es tocando o muy cerca del inicio de estría. Sin embargo, en algunos rifles, la mejor forma de asentar la bala es 0.100 pulgadas o mas del inicio de estría. Esto simplemente es una variable que un recargador usa para encontrar la precisión en un rifle.


Considerar el cargador para el tamaño de las balas.


Es importante saber como vamos a utilizar la balas que recarguemos para saber si el uso de un cargador puede afectarnos, por ejemplo en caza o tiro táctico. Hay que asegurarse si la longitud del cartucho que recarguemos entra en el cargador. Medir nuestro cargador es un paso importante antes de recargar.


Los tiradores de precisión generalmente no utilizan el cargador por lo que permite mas opciones a la hora de modificar la longitud del cartucho.

Las especificaciones SAAMI COAL (Especificaciones de la LTC) limitan las opciones balísticas.

Es importante recordar que muchos rifles están desarrollados con especificaciones SAAMI y sus recamaras están diseñadas para municiones con la LTC estándar.

COEFICIENTE BALÍSTICO CAL .50 MUNICION NM241

Muchos sois los que me habéis pedido el coeficiente balístico de esta munición, aquí os dejo los datos para cañones de 29 pulgadas y de 45 pulgadas

El G7 es de 0,370

El G1 es de 0,718

Recordar utilizar bien el modelo de G1 o G7 en vuestros programas balísticos.

SOBRE LOS DATOS QUE OS PIDEN LOS PROGRAMAS BALÍSTICOS Y SOBRE EL G1 Y G7 HACER CLIC EN LOS SIGUIENTES ENLACES
(G1 vs G7)
(Programas Balísticos)

Coeficiente BalIstico NM241

TABLAS BALÍSTICAS SOBRE EL TERRENO

Son muchos los que nos escriben semanalmente consultado sobre tablas balísticas. Lo mas común es encontrar que tras introducir los datos, en la cantidad de programas balísticos que existen, luego en el terreno no coinciden.

Llega el momento del ¿que ha pasado? si he metido los datos bien!. Revisamos todo, desde el coeficiente balístico hasta las velocidades, incluso tratamos de introducir mas datos, como la longitud del proyectil o la temperatura de la pólvora… pero aun así, la tabla no coincide con los resultados sobre el terreno. ¿que ha pasado entonces?

Muchos culpan al resultado sobre el terreno, pero no olvidemos que no hay mejor tabla que la que se hace sobre el terreno, sin programas balísticos. El problema de hacerlas en el terreno es que nos exige disponer de tiempo y munición para poder disparar a todas las distancias de nuestra tabla y en condiciones ambientales lo mas próximas al momento de donde vayamos a realizar el disparo.

kilermt team banner

Uno de los problemas principales en nuestros cálculos es la velocidad, da igual que crono utilices, estos pueden ser muy precisos en la medición de la velocidad pero muy poco exactos respecto a la velocidad real.

La diferencia entre precisión y exactitud en un crono es mucha. Un cronógrafo preciso, pero no exacto, significa que nos hace una lectura muy precisa de cada disparo que hacemos, pero la velocidad que nos puede marcar no se ajusta a la velocidad realidad. Este tipo de cronógrafo son muy útiles para los tiradores de competiciones, ya que lo que buscan es que su munición tenga una dispersión en velocidad muy baja, es decir, que entre el tiro mas rápido y mas lento, haya muy poca diferencia, por lo que es necesario disponer de un cronógrafo que les haga una lectura precisa de cada disparo, pero no les preocupa en exceso que el cronógrafo les de una velocidad real ya que pueden realizar varios disparos antes de iniciar la competición y poner el rifle a tiro. En cambio para tiradores de campo, ya sean cazadores o de las fuerzas armadas, lo importante es saber la velocidad exacta, mas que la precisión entre disparo y disparo, ya que lo que se necesita es tener un dato de velocidad realista para hacer nuestra tabla de tiro.

Existen diferentes estudios, como el realizado por Applied Ballistics en el que se muestran diferentes cronos y su respectiva precisión y exactitud. El MagnetoSpeed es uno de los mas económicos, relación calidad precio pero se demostraba que era un crono muy preciso y bastante bueno en lo que a exactitud se refiere, pero bastante bueno no es perfecto, lo que significa que aquí tendríamos el primer error de velocidad, ya que aunque sea muy próxima a la velocidad real, no es exactamente la velocidad real y cuando introduzcamos este dato en nuestra tabla balística nos dara mas o menos caida.

Existen diferentes programas y formulas para poder confirmar la velocidad del proyectil, una de las maneras de conseguirlo es utilizando un programa que tras introducir los datos de la munición, visor y arma, le daríamos la caída a una distancia determinada y el programa nos calcula la velocidad necesaria del proyectil para ajustarse al valor introducido en nuestras torretas.

Otro de los datos mas comunes pero que no afecta en tanta medida es el valor del Coeficiente Balístico, este valor generalmente ofrecido por los fabricantes suele variar en un pequeño porcentaje, es común que los fabricantes inflen el valor del BC para vender mejores características en sus productos, pero estos datos pueden hacernos variar nuestra tabla entre 0.1 y 0.6 MIL, dependiendo de la diferencia que tengamos entre el BC que aplicamos y el real.

Para ajustar el BC necesitaremos de documentación que se encuentra en libros de personas que han comprobado el BC, aun así, los BC pueden variar algo dependiendo de los lotes. Existen también programas que calculan el BC en función de la caída del proyectil a una determinada distancia, pero este dato podremos ajustarlo manualmente, ya que hablamos de variaciones de mas o menos .010 arriba o abajo del BC en el G7. Si utilizas el G1 este valor sera mucho mayor y mas complicado de obtener, uno de los motivos por los que se usa el G7 y no el G1.

Los factores atmosféricos que había cuando medimos la velocidad pueden influir si estos son diferentes respecto al momento del disparo, no es lo mismo tomar medidas en invierno y disparar en verano, o en algunos países, a 0 grados por la noche, y 45 por el día, por lo que es importante introducirlos correctamente en nuestro programa balístico.

Existen otros factores que pueden influir, pero menos destacados, como el factor de correcciones del visor. Si queréis saber mas sobre este aspecto podéis hacer clic aquí: factor de corrección en visores

Los miembros del equipo kilermt.com con el afán de ofrecer los datos mas precisos a los miembros de los cuerpos de seguridad del estado realizamos unas pruebas para demostrar este caso.

Utilizamos un rifle SAKO TRG de serie con munición recargada Sierra 155 (punta verde), con un visor DELTA. El cronógrafo, un magneto speed que en las mismas condiciones atmosféricas de disparo nos dio una lectura de velocidad de 795ms. La tabla con los datos atmosféricos del momento medidos con un anemómetro kestrel y la velocidad del crono no coincidían la realidad. Con cero a 100 metros, a 500 metros la tabla daba mas caída que la real.

Realizamos los cálculos para obtener la velocidad correcta y el BC correcto, realizamos el primer disparo y el resultado fue exacto. Impacto a 500 metros en el parche, realizamos una serie de 5 disparos y todos dieron en el blanco centrados y agrupados, se realizaron disparos a 400, 300 y 200 metros con los nuevos cálculos sobre el terreno y fueron exactos.

IMG-20160819-WA0002

Para conseguir hacer cálculos con programas balísticos de forma precisa es necesario tener muchos conocimientos a pesar de que parezca que se trata solo de meter datos en un programa. Algunos hemos trabajado durante meses para realizar tablas balísticas. Actualmente algunos miembros del ejercito español utilizan las tablas basadas en altitud de densidad proporcionadas en el cuaderno de tiro Tirador K en sus rifles de precisión accuracy, logrando impactos precisos hasta 1200 metros.

La diferencia del crono que utilizamos, un magnetospeed, a la velocidad real era mucha. En la siguiente imagen os mostramos los resultados del estudio realizado por Applied Ballistics sobre diferentes cronógrafo y su precisión, la linea que comprende cada modelo de cronógrafo (standar deviation) es la dispersión de medición entre disparo y disparo y la distancia que hay entre esas lineas horizontales de la linea vertical es la diferencia que hay de la velocidad real a la que el cronógrafo lee (average error)

Cronografos

PREPARA EL RIFLE PARA EL COMBATE

Sniper Team

Con esta entrada pretendemos explicar los pasos necesarios para tener un rifle perfectamente preparado para darle un uso táctico en el menor tiempo posible y con el menor número de disparos posibles. Insisto en que se trata de la preparación del arma, no del tirador. Repito, del arma, NO DEL TIRADOR.

Cuando vamos a empezar a usar un arma y tenemos que prepararla para rápidamente darle un uso táctico efectivo tenemos que preparar y obtener datos necesarios para que los siguientes disparos sean efectivos, sin duda no se trata solo de tener el arma en orden, hay que ser un buen tirador, el nivel del tirador exigirá más o menos disparos para tener todos los datos necesarios del arma y poder usarla en diferentes condiciones.

Lo primero es montar el visor y ponerlo a cero. No vamos a extendernos en esta parte, pero una vez montas el visor y aprietas los tornillos con el torque correspondiente para que el visor no se mueva pero tampoco lo estropeemos por exceso de presión, colocamos el rifle en una superficie que nos permita ver a través del cañón el blanco, por lo menos a 50 - 100 metros y dejamos el cañón alineado con el blanco. Sin tocar el arma miramos por el visor y vemos donde esta la retícula, si esta muy desviada del blanco tocaremos las torretas sin mover el rifle hasta que estas estén más o menos centradas con el blanco. De esta forma cuando pegamos los primeros disparos para ponerlo a cero estaremos cerca del blanco. Cuando pegues el primer disparo, si ves claramente donde ha impactado, conociéndote los ajustes del visor, podrás dejar el rifle a 0 el arma con el segundo disparo, pero puede que necesites un tercero para confirmar.

En la imagen superior tenemos un ejemplo de nuestra última puesta a cero. El primer disparo fue a la parte inferior izquierda, con la retícula medimos las correcciones al parche del centro. Aplicamos las correcciones en las torretas de altura y deriva y directo en el centro. Esto demuestra que con 2 balas puede llegar a ponerse un 0 perfecto.

Y ahora empezamos, (ponemos el numero mínimo de disparos necesarios).

  • Tenemos el Cero del rifle. 3 disparos.
  • Medición de Velocidad en Boca. 5 disparos.
  • Cañon Frio (Cold Bore, CB), 3 disparos.
  • Valor de corrección de las torretas.
    • 6 Disparos para torreta de elevación (Mínimo) + 3 disparos torreta de deriva.
  • Cero del arma con "canteo" a +90º y a -90º. 2+2 disparos.
  • Cañon Frio y Limpio (Cold Clean Bore, CCB)

Primero apuntamos las condiciones climatológicas en las que estamos realizando las pruebas. Estas condiciones son:

-Temperatura. -Presión atmosferica. -Altitud. -Humedad.

MEDICIÓN DE VELOCIDAD  (ver tema)

Lo más crucial si queremos tener una tabla de tiro. Para ello necesitamos saber que munición vamos a utilizar y medir la velocidad de 5 disparos, luego haremos la media. En algunos casos, como en los Accuracy, aunque sean rifles de la misma marca y modelo y misma munición cada rifle saca velocidades diferentes por lo que es importante que de cada rifle se sepa su velocidad. No vale con introducir la velocidad que nos dice el fabricante, al menos para hacer una buena tabla, es importante ser preciso con la velocidad para luego poder hacer tablas lo mas aproximadas posibles.

La medición de la velocidad parece algo sencillo pero lo cierto es que no es nada fácil obtener la velocidad real para luego aplicarla a un programa balístico. Diferentes cronografos pueden dar distintas velocidades del proyectil o unas variaciones entre tiro y tiro más o menos precisas.

CAÑON FRIO (COLD BORE) (ver tema)

Este proceso de tan solo tres disparos nos permitirá saber si existe, en nuestro arma, la variación del primer disparo, el llamado cold bore. Es crucial realizar la tanda de tres disparos, empezando con el cañon completamente a temperatura ambiente, no vale que lo notemos templado por que su interior estar más caliente. Se trata de saber si el primer disparo, que debe ser el que impacte en el blanco, va a otro sitio comparándolo con los siguientes disparos con el cañón caliente. Esta variación puede ser pequeña o no apreciable o simplemente no haberla. En caso de no existir sera una ventaja, pero de existir simplemente tendremos que tenerla en cuenta y valorar si merece la pena aplicar la corrección, en cualquier caso un buen tirador debe tener anotado este dato aun que no le resulte tácticamente util.

VALOR DE CORRECCIÓN DE LAS TORRETAS DEL VISOR (ver tema)

Aunque no es el arma en si es una parte fundamental de nuestro arma que afectara a como disparemos. Nunca hay que dar por hecho de que nuestro visor funciona correctamente, cueste lo que cueste de caro, el visor puede no corregir de forma exacta. Para eso tendremos que medir la equivalencia de como corrigen las torretas ya que los datos de la tabla podrían estar bien pero las correcciones del visor no se ajusten a esas correcciones que estima la tabla. Este error puede variar dependiendo de cada visor y puede ser un valor pequeño o uno muy grande y suponer fallar el blanco por decenas de centímetros.

CERO CON EL ARMA CON CANTEO (ver tema)

Cada grado de canteo hará que la bala impacte en el blanco en un sitio diferente, pero es interesante, por si se da la situación, obtener el 0 del arma con 90 grados de canteo. Un dato que todo buen tirador debe tener en cuenta.

CAÑON FRIO Y LIMPIO

Este paso es complicado si no tenemos una rutina de limpieza ya que hará que cada disparo cambie cada vez que limpiemos, tenemos que anotar este dato por si nos influirá en nuestros disparos y para organizar nuestras rutinas de limpieza. La diferencia de impacto entre el cañón limpio y no limpio suele ser mayor a la de cañón frio. Muchos tiradores no hacen una limpieza afondo del cañón para evitar esta variación impredecible y lo que hacen es hacer una limpieza superficial para eliminar carbonilla y parte del cobre de las balas. Se pueden pegar muchos tiros antes de hacer una limpieza afondo del cañón, procura hacerla cuando puedas pegar 4 o 5 disparos antes de usar el rifle en una situación táctica.

Con estos datos tendríamos lo suficiente para disparar de manera precisa haciéndonos una buena tabla, algo que no es tan sencillo. Hay que tener en cuenta que las pruebas mencionadas anteriormente se tienen que hacer con el arma tal cual se usara en zona, utilizar material para camuflar el arma puede variar el punto de impacto si este esta en contacto con el cañón, y es un dato a tener en cuenta también. El uso de visores nocturnos, dependiendo del modelo, puede variar el cero de nuestro visor, si vamos a hacer uso de uno tendremos que sacar el cero con el. Recuerda que esta es una forma resumida, puedes repetir cada operación anterior para cerciorarte de que las mediciones son correctas. Todo depende del tiempo y munición que dispongas. Nunca des por supuesto las cosas, el usar dos armas del mismo modelo no significa que tengan los mismos efectos, hay que hacer las pruebas con cada una y lo mismo pasa con los visores, nunca dar por supuesto lo que se supone que ofrecen, incluso pensar que las medidas de la retícula son correctas es un error, es otra medida que estaría bien comprobar para así saber que las mediciones que hagamos con ella son precisas y no con un error de fabricación.

Hacerse una tabla de tiro bien hecha no es tan fácil como parece, en este post: HACERSE UNA TABLA DE TIRO BIEN HECHA, podrás entender un poco más el como hacerse una tabla de tiro en condiciones, precisa y no una aproximación por casualidad.

El uso de un cuaderno de anotaciones personalizado o uno como el Cuaderno de tiro Tirador-K, te ayudara a tener todos los datos necesarios para sacar el máximo rendimiento a tu arma. Recomendamos este cuaderno por que dispone de todas las fichas necesarias para tener cada arma completada en datos.

CONTRABLANCO, TECNICA DE TIRO PARA COMPETICIÓN

El tiro a contrablanco es una técnica de tiro que se utiliza por snipers para hacer una corrección inmediata tras haber fallado un tiro y ver donde ha impactado. Retículas como las de la compañía HORUS que se crearon para facilitar este disparo a contrablanco en ambientes tácticos.

Vamos a tratar de explicar esta técnica de tiro en competición ya que varía un poco debido a que el siguiente disparo no es inmediato y disponemos de tiempo para leer las banderas de viento.

Blancos y Bandera  de Viento

En el campo de tiro tras mirar las banderas y obtener un pequeño patrón introducimos las correcciones en el visor y empezamos a disparar. Nuestros tiros, con un viento de derecha a izquierda y tras haber corregido este viento en el visor, entran en el centro. Pero no olvidemos que el viento no es una variable constante y puede aumentar o disminuir en cualquier momento. Cuando el viento cae, la bandera caerá y si hay rachas de viento, la bandera subirá.

En el siguiente ejemplo imaginemos que una vez estamos metiendo los tiros en el centro del blanco con un determinado viento, entra una racha de viento que nos llevaría el disparo al lado izquierdo, es decir, estaríamos apuntando en el círculo verde uno y el tiro nos lo llevaría al círculo rojo 1. Esto lo sabemos por qué ya hemos perdido un tiro, o conocemos las lecturas de bandera por experiencia o por entrenamientos previos.

Para evitar que nos saque el tiro, y meterlo en el centro tendríamos que corregir la misma distancia que ha arrastrado el tiro, pero en dirección inversa. Esto es la técnica de tiro básica, la misma que utilizan los Snipers para realizar un segundo disparo inmediato. Pero en competición esto se varia ya que si apuntáramos en el círculo amarillo 2, y el viento caé a su velocidad media, tendríamos poco margen de error y el tiro podría acercarse a nuestro punto de apuntado (circulo amarillo 2) y perderíamos puntuación.

Puesto que es más fácil que la racha de aire disminuya a que aumente lo que hacemos es corregir la mitad del contrablanco correspondiente, en nuestro ejemplo, seria apuntar al círculo verde 2. Si la racha de aire no decae, el disparo entraría en el límite, pero si la racha decae un poco, el disparo se acercaría al centro, y si llegase a su velocidad media, que es en la que teníamos introducidas las correcciones del visor, el disparo entraría en el límite contrario ya que la bala iría a donde estamos apuntando.

Esto no es una matemática exacta ya que no podemos conocer a la perfección el viento que hay en el momento de disparo, pero es la experiencia, la pericia del tirador la que determinara cuanto contrablanco se ha de hacer. Una regla estándar del contrablanco es aplicar la mitad del contrablanco que corresponde, pero es el tirador el que decide si aplicar un poquito más de la mitad o un poquito menos para jugar con el margen de error de lectura de viento y dejar el disparo lo más próximo al centro.

Contrablanco

INSTRUCCIONES KESTREL 4500 EN ESPAÑOL

Rodrigo nos manda una traduccion que ha hecho de las instrucciones del Kestrel, concretamente las del 4500 Applied Ballistics pero valida para otros modelos. Muchas gracias!

Pagina 1 Applied Ballistics Español

Pagina 1 Applied Ballistics Español

 

Pagina 2 Applied Ballistics Español

Pagina 2 Applied Ballistics Español

 

Pagina 3 Applied Ballistics Español

Pagina 3 Applied Ballistics Español

 

Pagina 4 Applied Ballistics Español

Pagina 4 Applied Ballistics Español

 

Pagina 5 Applied Ballistics Español

Pagina 5 Applied Ballistics Español

 

Pagina 6 Applied Ballistics Español

Pagina 6 Applied Ballistics Español

Pagina 7 Applied Ballistics Español

Pagina 7 Applied Ballistics Español

 

Pagina 8 Applied Ballistics Español

Pagina 8 Applied Ballistics Español

 

Pagina 9 Applied Ballistics Español

Pagina 9 Applied Ballistics Español

Pagina 10 Applied Ballistics Español

Pagina 10 Applied Ballistics Español

 

Viento, Lag Time y otros conceptos incómodos (parte II)

A menudo se cree que un proyectil con un BC mayor deriva menos por viento que un proyectil con un BC menor, pero realmente, aunque podríamos establecer una relación práctica y lógica entre el BC y la deriva por viento, no tiene nada que ver; y en la práctica, todos los proyectiles derivan lo mismo con la misma acción del viento. Es decir, un viento de 10km/h que afecta durante 1 segundo de vuelo, hará derivar los mismos centímetros a un proyectil .308Win que a un proyectil de 30mm. de un cañón de un vehículo de combate. Esto es debido a que el vector de rozamiento es el mismo en ambos proyectiles, puesto que ambos proyectiles se estabilizan de la misma manera contra el viento, es decir, ambos proyectiles adquieren la misma guiñada, ya que lo hacen en función de la intensidad del viento y porque el método de estabilización giroscópica es el mismo: por rotación sobre su eje longitudinal.

El BC teóricamente no tiene nada que ver, puesto que éste es un valor que explica la capacidad del proyectil para atravesar el fluido, y la acción del viento es porcentualmente insignificante en comparación con la presión aerodinámica que se genera cuando el proyectil vuela en contra de la densidad del fluido.

De la misma manera, si el viento lateral es porcentualmente insignificante, cuando hablamos del viento de cola o el viento que viene de frente, el porcentaje de afectación en la trayectoria todavía es más insignificante.

Un proyectil vuela en boca a 2,5 match; es decir, soporta una presión aerodinámica al viajar a 850m/s contra la que tiene que trabajar para mantenerse en movimiento. Al comparar los modelos de rozamiento estándar con el modelo de rozamiento específico del proyectil en cuestión, establecemos finalmente el coeficiente balístico (BC), que es el valor que nos indica la capacidad que tiene dicho proyectil para atravesar un fluido. Habitualmente este valor se ofrece en libras por pulgadas al cuadrado, que no es sino una medida de presión.

Además la presión aerodinámica es mayor cuanto mayor es la velocidad del proyectil, lo que nos lleva a pensar lógicamente que el BC será diferente en las diferentes partes de la trayectoria, ya que los coeficientes de rozamiento también varían a lo largo del vuelo. De la misma manera que al acercarse a la banda transónica, el rozamiento aumenta y las turbulencias pueden hacer perder la estabilidad dinámica del proyectil, que no estabilidad giroscópica; que ésta raramente se pierde, ya que es relativamente fácil estabilizar giroscópicamente un proyectil; pero este es otro tema.

Un proyectil Lapua .308Win Lock Base puede volar 700 metros y derivará 70cm por la acción de un viento de 10Km/h, es decir, simplificándolo, la acción del viento es un 0,1% de todo el trabajo que está haciendo el proyectil para llegar hasta los 700 metros.

Aquí puede surgir una pregunta interesante: ¿Quiere decir esto que, sin viento, dicho proyectil llegaría un 0,1% más lejos con el mismo dato de tiro? ¿Está el proyectil gastando energía en posicionarse y estabilizarse contra el viento en detrimento de su eficiencia ante la presión aerodinámica?

SI QUIERES SEGUIR LEYENDO EL ARTICULO DE RAY RUIZ HAZ CLIC AQUÍ

TUBOS DE VISORES 1″ vs 30mm vs 34mm vs 35mm vs 40mm

Existe una pequeña leyenda que dice que los visores con mayor tubo son mas luminosos y lo cierto es que no. La luminosidad forma parte del tamaño de la campana del visor y de la calidad de las lentes, siendo la calidad de las lentes la que haga subir o bajar el precio considerablemente.

Campanas grandes son beneficiosas para ayudar a la luminosidad, pero son perjudiciales ya que aumentan la altura que hay entre el eje del cañón y el eje del visor, algo que incrementa los posibles errores de canteo.

¿Entonces, en que beneficia el tamaño del tubo? eso se lo preguntara mas de uno.

Los tubos mas gruesos tienen ciertas ventajas:

Los tiradores cada vez disparan mas lejos, por lo que necesitan mas ajuste en las torretas, tubos mas gordos permiten mas correcciones, lo que en muchos casos se elimine uso de carriles con inclinación.

Otro motivo importante para visores que van a sufrir, es que tubos mas gordos permiten ser fabricados con paredes mas gruesas.

El problema de los visores con tubos de mayor diámetro es que son mas pesados, por eso, visores de caza suelen ser de 1 pulgada (1″)

Otro problema es el precio de las anillas, también son mas caras por norma general.

Cada función tendrá su visor, y por ello hay que seleccionar el visor que mejor se adapte a la necesidad de cada uno.

Recordar que los factores a tener en cuenta son:

-Ajustes
-Robustez
-Peso

Dispara Preciso - Dispara Lejos

Una frase simple que pretende transmitir la esencia de conseguir un disparo lo más preciso posible, con todo los conocimientos que son necesarios para lograrlo, ya que disparar puede hacerlo cualquiera, pero hacerlo preciso te convertirá en un tirador experto. Una vez consigas disparar preciso, entonces podrás disparar lejos.