Category Archives: Tutoriales

COMO ORGANIZAR UNA MOCHILA TÁCTICA

¿Cómo organizar correctamente una mochila táctica?

Todos hemos sido jóvenes e inexpertos y en alguna ocasión hemos tenido que empacar rápidamente una mochila. Algunos han tenido la presión por parte de un compañero de viaje exigente y otros la han tenido de parte de un sargento gritón. Sea como sea, no es agradable tener que llenar una mochila, para que al llegar al tope nos demos cuenta de que está a reventar y aún nos queda la mitad de nuestros pertrechos.

Antiguamente, llenar una mochila con todo el equipo y además siguiendo cierto orden de necesidad, era una tarea digna de estudios superiores. Además, por mucho que pensáramos en el orden a seguir, la espalda era la gran damnificada. Hoy en día, las modernas mochilas tácticas permiten que cualquier tenga opciones de sobra para poder confeccionar un transporte de equipo eficiente. Eso sí, habiendo estudiado antes la estructura de la mochila y teniendo claros unos conceptos.

¿Que son consejos muy básicos? Sí. ¿Que existe gente que sigue haciéndolo mal? También. ¡Atiende y el espacio será tu aliado!

 blackrecon-como-organizar-mochila-tactica

Usa la cabeza

Podrías ceñirte a este primer consejo y terminar tu tarea correctamente. Pero lo que parece tan obvio, suele escaparse de nuestra cabeza en el momento de meter nuestras cosas. Perder un rato pensando en cómo vamos a organizar la mochila, suele ser lo más importante.

Del fondo hacia arriba, por orden de prioridad

Esto es un paso básico que solemos olvidar con las prisas, pero el 70% de nuestro éxito depende de ello: siempre poner el equipo del fondo hasta arriba, poniendo al fondo los pertrechos que no sean de primera necesidad, aunque estos no sean los más pesados. Decimos esto por los militares primerizos que nos leen y el fallo típico de poner accesorios vitales como el casco, en el fondo, dando lugar a accidentados instantes de pánico cuando un sargento da la temida orden. ¡Sentido común ante todo!

blackrecon-mochila-tactica-organizacion

Equipo pesado

A pesar de lo que te hemos dicho intenta, siempre que puedas (hacemos hincapié: siempre que puedas), colocar en el fondo el equipamiento más pesado. No solo trates de  apelotonarlo todo, sino que debes intentar centrar el peso en la parte central, entre tus caderas y omóplatos, aparte de acercarlo todo lo que puedas a tu espalda, de manera que la carga quede distribuida “formando parte de tu cuerpo”, evitando malas posturas.

El espacio restante

Una vez más, el sentido común es nuestro mayor aliado. Rodea la columna vertebral de tu equipo con tus pertrechos ligeros: coloca tu calzado uno a cada lado, la ropa empaquetada de forma uniforme, los accesorios para cocinar, el filtro de agua… finalmente, la parte superior queda para guantes, sombreros y equipo ligero de uso diario. Te sorprendería saber lo que puede dar de sí una mochila táctica, si ordenas adecuadamente su interior. En algunos casos, distintas personas consiguen rendimientos muy diferentes al organizar sus mochilas.

blackrecon-molle-accesorios

El MOLLE

Lo realmente bueno de este tipo de mochilas es el sistema MOLLE, que permite engarzar todo tipo de accesorios compatibles en ella, mejorando sus prestaciones iniciales y, sobre todo, liberando espacio de los bolsillos tácticos. Accesorios como cantimploras, portacargadores, bolsas de hidratación, y bolsillos extra, convierten una mochila táctica (de cualquier tamaño) en un auténtico bastión de lo operativo.

Entre las mejores mochilas de la industria se encuentran las mochilas tácticas Mil-Tec, un ejercicio de unión de calidad y precio atractivo. Con hasta 36 litros de capacidad, las mochilas Mil-Tec combinan el potencial de una mochila creada para la operatividad, con el diseño de una mochila para el día a día. La prueba no está solo en sus altas prestaciones, sino en su llamativo precio, muy inferior al de cualquier mochila comercial.

Además, Mil-Tec presenta dos modelos de éxito en cuanto a la aplicación del MOLLE: la mochila US ASSAULT, una serie clásica, que usa el MOLLE por cintas y que posee infinidad de diseños, desde el pixelado militar hasta una bonita gama de colores más sobrios. Y la gran novedad: la mochila Laser Cut, una reinvención del MOLLE gracias al corte por láser, que consigue un llamativo diseño, más resistente debido a que está confeccionado sobre una sola pieza, lo que evita posibles desgarros.

Sea como sea, recuerda: la mochila táctica te da la capacidad de portar lo que desees, pero el verdadero límite es cómo la uses… perder 20 minutos en pensar cómo organizarte, puede ser la diferencia entre un agradable paseo o un calvario.

Enlace Original: http://www.blackrecon.com/como-organizar-correctamente-una-mochila-tactica

Maximum Point-Blank Range

Fuente del artículo en ingles: (Artículo publicado en el número de JUL15 de la revista gratuita Tactical Online)
Fuente del articulo en castellano: tirotactico.net

¿A qué distancia se colima, ajusta o pone a cero un arma?

 

muzzleloader_trajectoryEl tiro con armas de fuego, bien sea en el ámbito del tiro deportivo o en el del combate con armas de fuego, supone lanzar un proyectil o bala a través del aire para que impacte en un blanco o amenaza y lograr unos determinados efectos (mayor puntuación o incapacitación), lo cual representa el campo de estudio de la Balística. La Balística es una ciencia que estudia el mecanismo de deflagración en el cartucho que impulsa la bala, su paso a través del ánima del cañón, las características y comportamiento aerodinámicos del proyectil y el vuelo  del mismo, así como los efectos que produce al impactar en un blanco. Esta ciencia tiene un marcado carácter multidisciplinar debido a su complejidad, por lo que para su desarrollo se apoya en otras ciencias como las Matemáticas, la Física y la Química, especialmente en los campos de la termodinámica, la metalurgia, la aerodinámica, la óptica, la electrónica, etc. Cualquier usuario de un arma de fuego tiene que tener ciertos conocimientos sobre Balística, porque esta ciencia es la que nos permite conocer y comprender mejor el tiro y es la que aporta las explicaciones de conceptos tales como el MPBR y, sobre todo, una solución de tiro para alcanzar el blanco.

Por su complejidad, para su estudio la Balística se separa en tres ramas que se definen por el lugar en el que se encuentra el proyectil en cada momento. La Balística Interior (o Interna) comprende el estudio del proyectil, y todo lo que le rodea, mientras éste se encuentra dentro del cañón, desde el momento en el que se percute el cartucho y se inicia la combustión de la pólvora hasta que el proyectil abandona la boca de fuego. La Balística Exterior (o Externa) comprende el estudio del vuelo o trayectoria del proyectil, y todos los factores que le afectan, desde que abandona la boca de fuego hasta que impacta sobre el blanco. Y la Balística Terminal (o de Efectos, o de Heridas) comprende el estudio del proyectil y sus efectos cuando éste impacta sobre el blanco. Para el tema que nos ocupa las explicaciones corresponden a la Balística Exterior, puesto que se trata de un concepto ligado a la trayectoria del proyectil, que será la que determine dónde impacta el proyectil en relación con la puntería.

Uno de los principios básicos del tiro, así como uno de los pilares fundamentales del combate con armas de fuego, radica en la puntería. Sólo los impactos bien colocados en el blanco o amenaza cuentan para el éxito o victoria, lo que equivale, más o menos, a hacer coincidir el Punto de Impacto (PdI), donde impacta el proyectil, con el Punto de Puntería (PdP), donde se pretende que impacte el proyectil. Pero esa coincidencia entre PdP y PdI no se va a producir prácticamente nunca salvo casualidades, entre otras cosas porque ni en condiciones ideales se puede reproducir exactamente la misma trayectoria para dos proyectiles. Son tantos los factores que afectan a la trayectoria de un proyectil que resulta casi imposible que vayan a coincidir “exactamente” el PdI y el PdP, aunque bastará con que los impactos estén suficientemente bien colocados.

NOTA: en este artículo nos referiremos al Punto de Puntería (PdP) como el lugar donde se pretende que impacte el proyectil, que no siempre coincidirá con aquel al que realmente se apunte con los elementos de puntería del arma, como sucede cuando se corrige el tiro sin ajustar los elementos de puntería.

Precisión + Corrección = Exactitud

Esa pretendida colocación de los impactos (PdI ≈ PdP) se llama exactitud y se define por dos parámetros: precisión y corrección (Precisión + Corrección = Exactitud). Sin entrar en demasiados detalles, la precisión se define en relación inversamente proporcional al tamaño del agrupamiento de los impactos; un menor agrupamiento indica una mayor precisión. La corrección se define como la relación de cercanía entre el PdP y el PdI (o centro de impactos, si se trata de varios impactos); cuanto más próximos entre sí mayor corrección.

Aunque se mantenga fijo el PdP de cada disparo, dos disparos no serán iguales y será la separación entre los PdI la que determine la precisión. Esta precisión va a depender de factores inherentes al arma, a la munición, a las condiciones meteorológicas, etc. además de al tirador, que no podrá mantener fijo el PdP como sí sucede, más o menos, si el arma se trinca fuertemente a una plataforma sólida y estable como puede ser un banco de pruebas. En ese último caso, si se realiza una serie de múltiples disparos, se obtendrá una agrupación o rosa de impactos, a partir de los PdI de cada disparo, que quedará definida por la dispersión de los impactos o separación entre los mismos. Cuanto menor dispersión mayor precisión del arma. Normalmente la precisión se mide en forma de desvío angular medido en minutos de ángulo [Minute Of Angle (MOA)], medida que es independiente de la distancia al blanco, o en forma de dispersión medida en centímetros, medida que es dependiente de la distancia al blanco. 1 MOA equivale aproximadamente (1’047) a 1 pulgada a 100 yardas, aproximadamente 3 cm. (2’91 cm.) a 100 m., 1’5 cm. a 50 m., 0’7 cm. a 25 m., 0’3 cm. a 10 m., 6 cm. a 200 m, 9 cm. a 300 m., etc.

Precisión de 1 MOA y desvío probable

Aunque no imprescindible, para todo tirador resulta interesante conocer la precisión que cabe esperar de la combinación arma-munición de tal forma que sepa a qué atenerse y no le pida peras al olmo. En el caso de un fusil de asalto normal en calibre 5’56 OTAN con munición normal cabe esperar una precisión de 3-4 MOA, es decir, 8’7-11’6 cm. a 100 m., 17’4-23’3 cm. a 200 m. En el caso de una pistola normal en calibre 9 Luger con munición normal cabe esperar una precisión de 7-8 MOA, es decir, 2-2’3 cm. a 10 m., 5’1-5’8 cm. a 25 m., 10’2-11’6 cm. a 50 m. A esas cifras habría que añadir el detrimento de la precisión debido al tirador, lo que puede aumentar los números sustancialmente. Asimismo, cabe esperar que cada impacto se desvíe la mitad de las cifras anteriores respecto al centro de impactos de una agrupación o rosa de impactos, el cual habría de coincidir con el PdP. De esta forma, resulta perfectamente normal esperar que los impactos se desvíen respecto al PdP (desvío probable) 5 cm. a 100 m. o 10 cm. a 200 m. en el caso de un fusil de asalto normal y 1 cm. a 10 m., 2’5 cm. a 25 m., 5 cm. a 50 m. en el caso de una pistola.

En lo que respecta a la corrección, segunda parte de la exactitud del disparo, ésta depende de la puntería y de su conocimiento, de tal forma que se logre llevar el PdI lo más próximo al PdP, entendido como el lugar donde se pretende que vayan los impactos, bien introduciendo correcciones en los elementos de puntería o corrigiendo el tiro sobre la marcha alterando el punto al que apuntan los elementos de puntería. La corrección de los impactos va a depender directamente de la trayectoria del proyectil, que se define básicamente por los datos de tiro (deriva y elevación) y la velocidad inicial del proyectil. Teniendo en cuenta que la velocidad inicial del proyectil depende de la combinación arma-munición, que no se puede manipular en el momento del disparo, el tirador actuará sobre la puntería para ajustar la elevación y deriva del arma e intentar llevar el disparo al punto deseado. Para intentar predecir dónde irá el impacto es necesario conocer la trayectoria que describe un proyectil, antes de pasar a definir por fin el MPBR o alcance máximo de impacto en el blanco.

En el caso de disparar un proyectil en el espacio (en el vacío y en ausencia de gravedad) éste describiría una trayectoria rectilínea. La existencia de gravedad en la superficie de la Tierra supone que el proyectil describa una trayectoria parabólica, que será simétrica en el vacío (debido a la ausencia de rozamiento con el aire) y asimétrica en la atmósfera terrestre (debido al rozamiento con el aire que frena el avance del proyectil). El ángulo de elevación y la velocidad inicial del proyectil principalmente determinan la forma de la trayectoria, así como otros factores tales como la resistencia al avance del proyectil que viene determinada por el coeficiente balístico (cuanto más cerca de 1 o más menor resistencia al avance).

En el hipotético caso de una trayectoria parabólica simétrica, la altura máxima que alcanza el proyectil se encontraría en su punto medio (a mitad del alcance máximo) y el alcance máximo se obtendría con un ángulo de elevación de 45º. Pero en el mundo real, con atmósfera, al ser asimétrica la trayectoria esta altura máxima se encuentra aproximadamente a los dos tercios del alcance máximo, de forma que la rama ascendente de la trayectoria es más prolongada que la rama descendente, y el alcance máximo se obtendría aproximadamente con un ángulo de elevación de 50º.

Trayectoria, punto de puntería y punto de impacto

Mientras que la trayectoria del proyectil tiene la forma de una parábola asimétrica la línea de puntería es una recta que queda determinada por la alineación de los elementos de puntería. Ambas líneas, la trayectoria del proyectil y la línea de puntería, guardan una relación entre sí que determina la relación entre el PdP y el PdI y que varía con la distancia a la boca de fuego.

En el caso de un fusil o pistola la boca de fuego se encuentra por debajo de la línea de puntería, que será más o menos horizontal. En virtud del ángulo de tiro, definido por el ángulo de elevación del cañón del arma, normalmente la trayectoria del proyectil cortará la línea de puntería en dos ocasiones, en dos puntos diferentes, uno en la rama ascendente y otro en la rama descendente de la trayectoria, salvo que dicho punto coincida con la altura máxima de la trayectoria, en cuyo caso habrá un único punto de corte.

Teniendo esto en cuenta se pueden deducir varias cosas. En el momento de abandonar el cañón (a 0 m. de la boca de fuego) el PdI se encuentra por debajo del PdP. Pasada una cierta distancia se produce el primer corte entre la trayectoria y la línea de puntería (PdP = PdI). Más allá de dicho primer punto de corte el PdI sube con la distancia hasta llegar a los dos tercios de la trayectoria cuando el PdI se encontrará a la altura máxima. A partir de ahí el PdI empieza a caer con la distancia hasta que vuelve a cortar la línea de puntería (PdP = PdI). Más allá de dicha distancia el PdI continúa cayendo por debajo de la línea de puntería. A esas dos distancias a las que la trayectoria del proyectil corta la línea de puntería y, por tanto, el punto de puntería (PdP) coincide con el punto de impacto (PdI), es a las distancias a las que se colima, ajusta o pone a cero un arma (zero en inglés, supongo que porque la separación entre el PdP y el PdI es cero al coincidir ambos poco más o menos). Únicamente a esas dos distancias a las que se encuentran esos dos puntos de corte coincidirán el PdP y el PdI, que se irán separando a medida que varíe la distancia, lo que afectará irremediablemente a la corrección del tiro, salvo que se apliquen correcciones según la distancia, o bien compensando el lugar al que se apunta o bien ajustando los elementos de puntería con la distancia. En ambos casos habrá que saber la distancia a la que se está disparando así como las variaciones del PdI respecto al PdP, lo cual ni es fácil, ni es rápido, ni resulta realmente necesario si se tiene en cuenta el MPBR y se colima el arma a la distancia correspondiente.

Suponiendo que la velocidad inicial del proyectil es prácticamente constante para un mismo arma y munición, las trayectorias posibles del proyectil serán infinitas según el ángulo de elevación del arma, que determinará también el alcance máximo. Con un arma de fuego no se busca aquella trayectoria que ofrezca el máximo alcance sino aquella que ofrezca una mayor eficacia. Para evitar grandes variaciones entre el PdP y el PdI según la distancia al blanco o amenaza, y así intentar asegurar que el impacto se produce en la zona deseada sin tener que realizar ajustes sobre la marcha, se busca una trayectoria lo más plana y larga posible, es decir, que su altura máxima no exceda del límite superior de la zona de impacto deseada cuando el PdP se sitúa en el centro de dicha zona y que proporcione el mayor alcance posible antes de que el proyectil caiga por debajo del límite inferior de la zona de impacto deseada cuando el PdP se sitúa en el centro de dicha zona. Esa trayectoria se corresponderá con el MPBR o alcance máximo de impacto en el blanco, ya que mientras el PdP se mantenga en el centro de la zona de impacto deseada el PdI no estará más de una determinada distancia por arriba o por debajo del PdP.

Aunque la trayectoria correspondiente al MPBR o alcance máximo de impacto en el blanco podría calcularse experimentalmente, normalmente se calcula introduciendo los datos relativos a la munición (velocidad inicial del proyectil, coeficiente balístico, peso del proyectil, etc.), junto con el radio de la zona de impacto (que coincidirá con la altura máxima de la trayectoria), en un software balístico. Otro dato necesario para los cálculos es la altura de la línea de puntería respecto a la línea de tiro, que hará que varíen los resultados. El resultado obtenido indica el MPBR así como la variación del PdI respecto al PdP con la distancia y aquellas distancias (normalmente dos, una en la rama ascendente y otra en la rama descendente) a las que coinciden el PdI y el PdP, que serán las distancias a las que colimar el arma.

En el caso de un fusil de asalto normal en calibre 5’56 OTAN con munición normal la distancia de colimación más habitual y recomendada es la 50/200, que sin coincidir exactamente se acerca más o menos a la distancia de colimación para el MPBR. Como se aprecia en la imagen, para el fusil de asalto HK G36 con la munición SS109 (estándar OTAN), el MPBR es de 222 m. para una zona de impacto con un radio de 4 cm. (PdI ≈ -4 cm.) y la distancia de colimación exacta sería de 196 m. (PdI ≈ PdP). Con esos datos, a 50 m. de la boca de fuego el PdI se encontraría 0’1 cm. por debajo del PdP y a 200 m. 0’5 cm. por debajo, es decir, a 50 y 200 m. prácticamente coinciden el PdI y el PdP, de ahí la denominación 50/200 para esta colimación que se acerca bastante a la del MPBR. Esta distancia de colimación permite aprovechar de forma óptima y eficaz la capacidad del fusil y su munición, ya que el tirador no ha de preocuparse de la distancia al blanco y sólo ha de apuntar al centro de la zona de impactos deseada para que el PdI se encuentre no más de 4 cm. por encima o por debajo del PdP. Además, la munición SS109 pierde eficacia al perder velocidad debido a su menor fragmentación, que empieza a ser notable a partir de los 200 m.

Trayectoria del proyectil. MPBR. HK G36. 5'56 OTAN.

A decir verdad, existe una primera parte de la trayectoria en la que el proyectil se encuentra fuera de la zona de impacto, por debajo de los 4 cm. de su borde inferior, ya que en el caso del HK G36 la altura de la línea de puntería respecto a la línea de tiro (eje del cañón) es de 7 cm. De esta forma, hasta pasados aproximadamente los primeros 20 m. de la trayectoria desde la boca de fuego, el PdI se encuentra más de 4 cm. por debajo del PdP. Esto habrá de ser tenido en cuenta por el tirador en el caso de necesitar un impacto más exacto, como puede ser cuando se requiera una incapacitación inmediata de una amenaza, mediante la colocación del impacto sobre el hipotálamo. Entonces tendrá que corregir el tiro sobre la marcha apuntando más alto, aproximadamente en la línea de separación del pelo y la frente.

En el caso de una pistola normal en calibre 9 Luger con munición normal el MPBR es de poco menos de 100 m. para una zona de impacto con un radio de 7’5 cm. (PdI ≈ -7’5 cm.) y las distancias a las que el PdI coincide con el PdP es de poco más de 6-7 m. en la rama ascendente y unos 75 m. en la rama descendente de la trayectoria. Sin embargo, la distancia de colimación más habitual con pistola es de 25 m., distancia a la que el PdI se encontrará unos 5 cm. por encima del PdP. De esta forma, sobre un blanco de tiro de precisión, como puede ser el blanco NRA B-8, al apuntar a la base del círculo negro los impactos se encontrarían en la zona central correspondiente al 10. La conclusión más evidente de estos datos es que no es necesario disparar alto para batir un blanco hasta una distancia de casi 100 m. Es más, a 50 m. el PdI se encuentra a unos 7 cm. por encima del PdP, así que habría que apuntar bajo, y no alto como se podría pensar inicialmente si se considera que el proyectil empieza a caer antes de lo que realmente lo hace. Esto se puede comprobar fácilmente de forma experimental en el campo de tiro.

Por otra parte, al trasladar a la realidad los datos obtenidos con el cálculo del MPBR no sólo habrá que tener en cuenta el radio de la zona de impactos utilizado en dicho cálculo (4 cm. en el caso del fusil y 7’5 cm. en el caso de la pistola) sino también la precisión de la combinación arma-munición de la que hablábamos al principio. De esta forma, al hipotético PdI hay que añadir un posible desvío de 5 cm. a 100 m. o 10 cm. a 200 m. en el caso de un fusil de asalto y 1 cm. a 10 m., 2’5 cm. a 25 m. o 5 cm. a 50 m. en el caso de una pistola. No obstante, en el combate con armas de fuego, si se considera como la zona de impactos deseada un círculo de 20 cm. de diámetro (centro de masas de una amenaza), el PdI se encontraría dentro de dicha zona mientras el PdP se encuentre en su centro.

En conclusión, y para finalizar, la balística exterior, y más concretamente la trayectoria del proyectil, va a determinar algunas cuestiones de las que el tirador ha de ser consciente, como la relación entre el PdP y el PdI, la distancia de colimación y el MPBR.

MEDIR EL VIENTO CORRECTAMENTE CON ANEMOMETRO

Como usar el AnemomentroAl tomar la dirección del viento gira el anemómetro 90 grados, así el lado del anemómetro esta recibiendo el viento al mismo tiempo que es capaz de ver el impulsor (hélice). Afinar la dirección hasta que el impulsor disminuya su velocidad drásticamente o pare completamente de girar. Una vez haya obtenido la dirección del viento, rote el anemómetro para que la parte trasera quede orientada al viento y capture la velocidad.

NO apunte la parte trasera del anemómetro en el viento para buscar la velocidad más alta con el fin de encontrar la dirección.

  • Paso 1: Encuentra la dirección general del viento.
  • Paso 2: Gira el anemómetro 90 grados, como cuando se calibra una brújula) por lo que el viento está incidiendo a un lado y no a la parte posterior del anemómetro, sin dejar de ser capaz de ver el impulsor (hélice).
  • Paso 3: Ajuste ligeramente hasta que el impulsor se ralentice drásticamente o se pare completamente (es preferible una parada completa). Puede ser que sea imposible que el impulsor se detenga por completo, por lo que encontrar la dirección que tiene el menor impacto en el impulsor es la siguiente mejor opción.
  • Paso 4: Gira la parte exterior del anemómetro hacia la dirección en la que esta viniendo el viento, pulsa el botón de captura, y capture la velocidad del viento.

Nunca Apunte el Anemómetro hacia el viento hasta que veas la velocidad del viento más alta para encontrar la dirección del viento, Esta es la forma incorrecta de encontrar la dirección del viento.

Ten en cuenta que esto no quiere decir que alguien con experiencia no puede obtener la dirección del viento correcta por hacerlo de una manera diferente. Es simplemente mas fácil de cometer un error. Así que para eliminar esa probabilidad de error, este es el mejor método cuando un anemómetro es todo lo que tienes. Si vas a usar medios naturales, o de tu alrededor para encontrar la dirección del viento, asegurate que sea en tu posición. Usar una bandera que esta a 200 metros o más lejos puede o no puede darte una dirección precisa del viento.

SECRETOS MUNICIÓN ELEY

Municion eley produccion Español

Secretos sobre la munición ELEY: como saber identificar los numeros de registro de producción

Loaded product: código interno del modelo de la munición
Year of manufacture: año de fabricación
Loader number: número de la maquina de fabricación
Batch number: número de lote
Mean velocity: velocidad del proyectil

ERROR BUDGET, Que significa.

375 cheytac

Últimamente escucho mucho el termino “Error Budget” como un dato necesario para poder disparar mejor… pero la mayoría de ellas para darle un toque intelectual a una respuesta, para quedarse con los que no saben del tiro. El problema es que ninguno da una explicación clara en castellano que sea entendible… Algo entendible no es decir que el Error Budget es una ecuación distributiva del factor “Sigma” de la suma del conjunto ecuacional de nuestro sistema….. Basta con buscar en internet, concretamente en ingles, para encontrar definiciones adecuadas y entendibles para este tema.

Para evaluar la precisión de un sistema de arma, se construye el “Error Budget” o valoración de error. El Error Budget es la contabilización de los posibles errores que puede tener un sistema. Para el análisis que nos interesa, el sistema es el rifle de precisión y la dispersión de la bala en el blanco. El error budget se puede utilizar para estimar la precisión de un arma y también puede ayudar para identificar los factores que mas afectan a la dispersión en general. Para obtener el error budget debemos:

  • Estimar la magnitud y la distribución estadística de las fuentes de error.
  • Modelar el mecanismo que convierte la fuente de error en error del sistema; y
  • Combinar los errores de diversas fuentes.

La primera pauta es complicada pero importante. Cualquier resultado de un “error budget” solo sera tan bueno como las estimaciones de las fuentes de error. Para el análisis hay que intentar determinar los valores de todas las fuentes importantes de error que se consideren que influyan en la precisión y para calcular los efectos que estos errores tienen en la dispersión de la bala. Toda las fuentes de error se supone que tienen distribuciones normales y se da como un valor de la desviación estándar (sigma). Normalmente, se miden a partir de pruebas de tiro. Por ejemplo, La desviación estándar de la velocidad de salida determinada con un cronógrafo.

La segunda pauta se logra mediante el cálculo de la unidad a partir de un modelo de trayectoria. La unidad de efectos son los cambios en la trayectoria de la bala debido a las diferencias en la unidad de una fuente de error. Por ejemplo, el cambio de altura debido a un cambio en la unidad de la velocidad en boca. En el calculo del error budget se puede incluir los cálculos de los efectos unitarios calculados para cada una de las balas que utilices para tu análisis. La dispersión balística causada por una fuente de error es la desviación estándar de esas fuente multiplicada por su efecto unidad.

Para la tercera pauta, las fuentes de error se supone son independientes unas de otras. Esto es, la dispersión total es la raíz cuadrada de la suma de los cuadrados de cada error. La dispersión se calcula para los planos vertical y horizontal y se administra como una desviación estándar. Se da en una unidad común (pero a menuda mal entendida) del ángulo de francotiradores. En el ejercito “Mil” como en sus visores “Mil-Dot” es un valor redondeado para un miliradián. Un círculo tiene 360º o dos pi radianes del ángulo interior. Dos pi multiplicados es 6.2832 radianes o 6283.2 miliradianes. Para simplificar, los militares usan 6400 mils en un circulo. Este redondeo facilita la división por 2. Este se aproxima a la creencia común de que un MIL es un metro a 1000 metros (o una yarda a 1000 yardas)

Fabio Emilio Solaiman, actualmente presidente de Long Range Argentina, define “Error Budget” de la siguiente manera en el grupo de tiradores de larga distancia de Argentina. La definición más entendible que hemos encontrado en castellano sobre este tema y que os ponemos aquí. Proximamente no extenderemos mas en estos temas!

El Error Budget, es el conjunto de parámetros cuantificados para obtener una correcta Probabilidad de Impacto (P(h)), la cuantificación de esos parámetros lo debe hacer el Tirador en trabajos previos, en algunos casos puede el Tirador obtener datos precisos como por ejemplo el Azimuth (Az) o altura de mira, en otros casos puede obtener datos con márgenes de error ( Ej. Viento). El conjunto de esos parámteros, ( que son diversos) conllevan a estimar en porcentajes la P(h) que tendremos a una distancia determinada. La P(h) es un módulo complejo ( comparado con otros soft) y de uso militar que nos brinda el Soft Balistico ColdBore.

Como medir el reborde del 22lr

Medir reborde de la vaina

Al no poder recargar la munición del 22lr una de las cosas mas importantes para hacer la selección es medir el grosor del reborde/labio/arillo de la vaina. Una herramienta de Hornady facilita el como hacerlo.

Podeis verla en el siguiente video.

Seleccionar munición del 22lr

CANTEANDO – POR RAY RUIZ

Canteo Ray Ruiz

En el foro de Long Range Argentina podéis ver el video del Seminario Internacional de Tiradores de Precisión organizado por el Ejército Español.

Ray dice:

En el último Seminario Internacional de Tiradores de Precisión organizado por el Ejército español en Madrid, tuve la gran oportunidad de ser conferenciante con la presentación sobre el Tiro Canteado.

Después de varios años participando, me ofrecieron dar esta explicación que a continuación les dejo a todos ustedes en un link a mi dropbox.

Espero que puedan verlo, si tienen algún problema díganlo y trataré de subirlo a otra plataforma. No se si se podrá descargar o no, pero en todo caso avisen.

Espero que les guste.

Un saludo compañeros.

podéis ver el video y descargarlo si disponeis de una cuenta DROPBOX
Sin duda hubiese sido interesante escuchar de voz de Ray Ruiz la explicación en el Seminario Internacional.
Aqui puedes ver algunas entradas que hemos publicado anterior mente sobre el tema del canteo:

COMO VENDER TU ARMA

se vende

Una duda que se suele tener en el momento que uno decide vender su arma.

El usuario del foro armas.es SamColt nos dice lo que necesitamos:

Una vez cierres el trato con el comprador,necesitas los siguientes documentos:

-Fotocopia de la licencia de armas en vigor del Comprador.

-Fotocopia del Dni a 2 caras del Comprador.

-Fotocopia del Dni a 2 caras del vendedor.

-Documento modelo 790 de tasas http://www.guardiacivil.org/quesomos/organizacion/operaciones/icae/docs/790_Codigo_012.pdf

que puedes imprimir de aqui o bien en tu I.A te facilitaran.

Esta hoja de tasas es para que te hagan ellos la guia de circulación y se pueda enviar el arma que su precio a 2011 son 3,61€ y deberás pagar en cualquier caja de ahorros o Banco.

-Hoja de transferencia de armas http://www.guardiacivil.org/quesomos/organizacion/operaciones/icae/docs/transferenciaarmas.pdf en la cual rellenas tus datos más los suyos para poderle ceder el arma,después has de firmalo tú.

Necesitas algún embalaje para embalar bien el arma,pero no precintes la caja,pues en la I.A deben inspeccionarla antes.

Después de esto necesitas una empresa de transportes.

La más usual y cara es seur y la otra es nacex,más economica,pero en según que I.A no aceptan nacex,consulta primero esto.

Una vez hecho todo esto,vas a la agencia con el paquete para que te lo pesen y después de pagar,puedes ir a tu I.A para dejarla junto con los documentos que te he dicho.
Puedes hacer los pasos al revés,pero entonces tendrás que saber que pesa y mide el embalaje.

Parece muy dificil y no lo es,creeme.
Para cualquier cosa ya sabes.

Saludos

MEDIR LA VELOCIDAD DE NUESTRA MUNICIÓN

chrono

MagnetoSpeed-1La velocidad, un dato importantisomo para los tiradores que verdaderamente quieren entender muchas cosas de su arma. Conocer la velocidad nos permitirá saber muchas cosas. Introduciendola en programas balísticos sabremos cual es la caída de nuestra bala. La velocidad también nos dirá si es la justa para que nuestra munición agrupe, ya que la velocidad varia dependiendo de la temperatura. Pero esos temas lo hemos hablado en otras entradas.

Antes de medir la velocidad tenemos que saber que existen diferentes sistemas para medir la velocidad, por ultra sonidos, magnéticos, por infrarrojos… etc

Los de ultrasonidos son muy precisos y utilizados para medir en puntos lejanos ya que permiten mas amplitud de paso de bala, pero son poco comunes.

Los de infrarrojos son los mas habituales, estos cronos nos permiten disparar a traves de ellos. La luz, en la mayoría de modelos puede afectar en las mediciones, hay que tener controlado en que condiciones funciona mejor nuestro crono de infrarrojos, sin en la sombra o con luz. Lo bueno de estos cronos es que nos permiten medir todos nuestros disparos sin afectar a la precisión del arma. En caso de que uno de los tiros se nos salga de la agrupación podremos saber si ha sido un error nuestro o de la recarga. Estos cronografos se colocan a una distancia aproximada de 3 metros. En la mayoría de modelos hay que asegurarse de que parte del crono va mas próxima al tirador y cual va mas lejos. Estos cronos no se recomiendan usar con lluvia ya que el agua dara lecturas erróneas. Lo cierto es que estos cronos en condiciones perfectas funcionan muy bien, pero en zonas donde no se dan estas condiciones los errores de lectura pueden volverte loco y no es raro pegar un tiro a alguno.

Los cronos magnéticos son muy precisos y muy recomendables, el inconveniente es que la bala tiene que pasar a pocos milímetros de los sensores magnéticos y para facilitar esto, el crono se engancha el cañon, de esta forma evitaremos dispararlo pero nos cambiara el punto de impacto. En cañones muy gruesos es posible que no pase esto, o pase de forma mas minimizada.

Conociendo los tipos de crono mas comunes para medir la velocidad ahora simplemente tenemos que hacer uso de ellos según marcan las instrucciones y pegar varios disparos. La regla es simple, cuantos mas disparos mejor. Lo mínimo recomendable dependerá de la variación de velocidad SteinertOperationque veamos entre tiro y tiro. Si vemos que entre un disparo y otro hay mucha variedad deberemos pegar mas disparos y asegurarnos de la media, en el caso de que las variaciones de velocidad entre disparo y disparo no sean muy altas no sera necesario pegar muchos disparos. Hablando de mínimos serian de entre 3 y 5 disparos. Para hacer unas mediciones mas precisas tendríamos que medir unos 20 disparos.

Dependiendo del uso que vayamos a hacer a nuestro arma mediremos velocidades de distinta manera. Para rifles policiales o de caza, el primer disparo es el que cuenta, es importante medir la velocidad con el cañon frio y hacer la media de varios disparos. En estos rifles es interesante saber también si nos da otra velocidad cuando el cañón esta caliente, en algunos casos no hay variación y en otros si. En rifles de competición, donde se realizan un gran numero de disparos, necesitamos saber la velocidad con el cañon caliente. En los rifles militares y en muchos casos policiales se suele medir con el cañon caliente y conociendo la diferencia de impacto, si la hay, con el cañón frio, se aplicaría la corrección para el primer disparo. Para leer mas sobre esto leer CB, CCB.

Medir la velocidad no es un gran misterio, pero seria interesante que la midiesemos siempre que podamos y anotemos en que condiciones atmosféricas se ha hecho la medición.

Altitud, temperatura, presión atmosferica… etc

COMO AGARRAR EL RIFLE PARA DISPAROS DE PRECISIÓN

Como dice el titulo, Para disparos de precisión, puesto que la situación puede variar el sistema de empuñamiento, pero vamos a exponer la mejor forma de hacerlo.

Asi lo explica Miguel Garcia en el grupo Tiradores de Larga Distancia Argentina:

Hace años, me enseñaron que la mano de la empuñadura del fusil, asía con fuerza y presionaba hacia atrás, así como la de la culata, hacía pinza y también apretaba la culata contra el hombro. Me enseñaron a flexionar una rodilla para liberar el apoyo del pecho contra el suelo y tirar en ángulo, mi cuerpo con respecto a la dirección de tiro. Cuando he tenido que explicar a día de hoy, cómo van las manos, lo expongo de otra manera. A día de hoy soy partidario de ponerse en linea con la linea de tiro,utilizar saquete, presión posicional contra el bípode pero no muscular, la mano del saquete, tan solo toca el saquete, no el fusil. Se intenta que el retroceso del fusil sea totalmente rectilíneo hacia atrás y su retroceso sea absorbido por el hombro (ambos) que está perpendicular al arma(ambos), y no en ángulo a ésta. La mano que dispara, trato de que no abrace o haga pinza en el pistolete o agarre sino que estén todos los dedos en el mismo lateral del arma. Se dice que esto es para evitar pequeñas tensiones musculares debido al vestigio del agarre del primate, que si mueve el índice, le transmite movimiento o tensión involuntaria al pulgar a modo de pinza. Yo no lo hago o explico así por ese motivo, sino que si hacemos pinza, o agarramos el empuñe o empuñadura, estamos haciendo un tope al arma en el retroceso y ese tope está anclado al suelo por el codo, normalmente en ángulo al arma. Si nuestra mano hace de tope en el retroceso de la empuñadura, y el codo está anclado al suelo, lo más probable es que a modo de pivote, el brazo (diestros) desvíe la parte posterior del arma hacia la izquierda, o bien hacia arriba (ya que el antebrazo no es ningún órgano elástico). Todo esto hará que el seguimiento del disparo sea muy difícil ya que tras cada tiro, el arma no quedará apuntando a donde antes del mismo. De igual manera, estos movimientos no lineales en la dirección del tiro, se acrecentan conforme aumenta el calibre y por ende,el retroceso. No estoy seguro de que sean todo ventajas, pero es la que me convence más a pesar de que hay grandes tiradores con distintas técnicas. Saludos.

Creo que no hace falta añadir mucho más a esa explicación, donde tambien comenta algo sobre la postura de tiro y donde podeis leer mas sobre la postura correcta de tiro en esta entrada.

En las siguientes imagenes podeis ver dos tipos de empuñamiento.

Esta imagen muestra el empuñamiento correcto para disparos de precisión con la tipica culata sin grip.

Posicion de la mano en el grip 2

Esta imagen muestra el empuñamiento correcto para disparos de precisión con la tipica culata con grip.

Posicion de la mano en el grip

Dispara Preciso - Dispara Lejos

Una frase simple que pretende transmitir la esencia de conseguir un disparo lo más preciso posible, con todo los conocimientos que son necesarios para lograrlo, ya que disparar puede hacerlo cualquiera, pero hacerlo preciso te convertirá en un tirador experto. Una vez consigas disparar preciso, entonces podrás disparar lejos.