CONSEJOS DE SEGURIDAD EN EL MANEJO DE ARMAS

Con esta entrada no se pretende a nadie enseñarle a hacer su trabajo, simplemente dar alguna recomendación en lo referente a la seguridad en los cursos de instrucción. Cada uno tiene su método y su sistema pero hay algunas formas que pueden ayudar.

Generalmente los accidentes con armas ocurren por un cumulo de negligencias. Esto significa que para que haya un accidente tienen que hacerse varias cosas mal.

Lo básico para que no se produzca un disparo es que el arma no tenga una bala en la recamara, si asegurarse de esto fuera tan simple no habría accidentes. Por eso no solo debemos tener en cuenta esta norma de seguridad, hay que añadir a nuestra rutina otras normas de seguridad para evitar que si esta se nos pasa por algún motivo, la otras eviten el accidente, por ejemplo nunca dirigir el cañón a donde no quisiéramos disparar.

Vamos a ver un video del conocido Travis Haley donde durante una grabación se le escapa un tiro. De tres normas de seguridad básicas, se salto dos, y fue la tercera, la que cumplió, la que evito que ocurriera un accidente.

Esas tres normas básicas son, no tener munición en recamara, no meter el dedo en el gatillo y no apuntar el arma a ningún sitio donde no quisieras que un disparo se escapase.

Como veis en el minuto 1:47 tiene una bala en recamara, tal vez ni lo supiera o lo olvidara, aquí, se salto la primera norma de seguridad. En segundo lugar, estaba indicando posiciones de seguridad del dedo, cuando se le resbala dentro y se dispara el arma. Gracias a que estaba apuntando en una dirección correcta nadie salio herido.

En algunos caso los instructores deben enseñar cosas en las que implica saltarse una norma de seguridad, como colocar el dedo en el gatillo, quitar el seguro, o meter una bala en recamara o incluso apuntar el arma hacia una persona, en estos casos hay que estar muy seguro de revisar todas las normas para que si falla una de ellas las otras eviten el catastrófico accidente. Pero como esto solo se da en casos puntuales, siempre debemos asegurarno de que todas las normas de seguridad al manipular un arma se cumplan.

En varios cursos en los que he asistido, a instructores profesionales se les a escapado un tiro, por esto no hay que tomárselo como algo catastrófico, ya que al estar cumpliendo el resto de normas, nunca ha pasado nada. Por suerte, pero si son llamadas de atención muy serias en las que se recuerda que ni los mas experimentados son capaces de cumplir siempre todas las normas de seguridad. Concretamente la situación del video ocurrida a Travis Haley fue la última que vivi y posiblemente con uno de los mejores instructores con los que he estado.

Pongamos unos ejemplos de las tres normas básicas, donde en todas ellas, si inclumplimos dos, la tercera evitaría la catástrofe.

Negligencias

Como podéis ver fallar en solo una de esas cosas seria una negligencia grave, pero como veis, para cometer un accidente catastrófico no basta con fallar una de las tres, ni dos, habría que fallar las 3.

Casa 1: Bala en la recamara, y dedo en el gatillo, si se disparase el arma, al no estar apuntando a una persona el tiro se iría.

Caso 2: Bala en la recamara y por un descuido el cañón esta en dirección de una persona al no tener el dedo en el gatillo el arma no se dispararía, pero esta negligencia es muy grave.

Caso 3: Dedo en el gatillo y apuntando a una persona, si se presionase el gatillo por error no hay bala en la recamara, por lo que no se dispararía ninguna bala.

Como veis son 2 negligencias cometidas en cada uno de los casos y no ha habido accidente. Si se cometiese la tercera en cualquiera de los casos el accidente seria inminente, por eso, estas tres normas son cruciales. Siempre es bueno añadir alguna más, seguro del arma, de esta forma añadiendo esta cuarta norma de seguridad aun cometiendo las tres negligencias graves en los casos 1 y 2 se llegaría a evitar el accidente. Meter un banderín de seguridad en la recamara restaría una de las negligencias en los casos 1 y 2.

Una de las normas mas difíciles de cumplir con tiradores novatos es la de apuntado del arma hacia algo que no queremos disparar, ya que una de las cosas mas comunes es la de girarse con el arma, y esto es un problema serio de seguridad grave ya que se da cuando se esta disparando en la linea de tiro, normalmente por que un alumno informa de una interrupción o para decir que ha terminado o cualquier motivo.

Un buen sistema para evitar este problema de seguridad es que los alumnos antes de empezar el ejercicio y al terminar el ejercicio tengan una rodilla en tierra, de esta forma se limitan los movimientos de giro del alumno. Se les enseñara a revisar el arma:

  • sacarla de la funda,
  • sacar el cargador
  • tirar de la corredera para sacar posible munición
  • mirar en la recamara para asegurarse de que no queda ninguna

Una vez hecho este proceso:

  • disparan hacia delante, de este modo, si alguno no ha visto una posible bala atascada en la recamara, esta se dispara hacia adelante en dirección segura (los blancos)

Este proceso se debe hacer cada vez que se termine un ejercicio o cuando se produzca una interrupción para coger un habito.

Por supuesto he explicado esto de forma resumida y es en el campo de tiro donde el instructor debe explicar este sistema paso a paso, con el resto de temas de seguridad.

Y lo dicho, cada uno tiene sus normas, su forma de hacerlo, y por su puesto a esto explicado le faltan más puntos. Pero recuerda cumplir las normas de seguridad hasta cuando limpias el arma, ya que mucho es cuestión de habito.

Comparte este articulo con tus amigos!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dispara Preciso - Dispara Lejos

Una frase simple que pretende transmitir la esencia de conseguir un disparo lo más preciso posible, con todo los conocimientos que son necesarios para lograrlo, ya que disparar puede hacerlo cualquiera, pero hacerlo preciso te convertirá en un tirador experto. Una vez consigas disparar preciso, entonces podrás disparar lejos.